El desempleo y la subocupación se posicionaron como el mayor riesgo para los negocios en el mundo tras el impacto del Covid-19, de acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés). De acuerdo con el “Mapa interactivo de riesgos regionales para hacer negocios 2020”, difundido en el marco de la Cumbre del Reinicio Laboral que lleva a cabo esta semana el organismo, las repercusiones de la pandemia en el empleo encabezan la lista de preocupaciones de los empresarios. En el 2019 este aspecto ocupó el tercer sitio, superado por el riesgo de crisis fiscales y cibertaques.

El temor por el avance de enfermedades contagiosas también escaló en el ranking global, para ubicarse como el segundo mayor riesgo para los negocios. Este elemento subió 28 posiciones respecto a la medición del año pasado. 

Nueve de los 10 principales riesgos identificados en el 2019 volvieron a estar en los primeros puestos en esta nueva encuesta, el único tema que salió de los primeros lugares del ranking fue la preocupación por fallas en la infraestructura crítica, lo que fue desplazado por la inquietud ante la presencia de enfermedades contagiosas como el covid.

La encuesta, en colaboración con Marsh & McLennan Companies, Zurich Insurance Group y SK Group fue realizada a más de 12,000 empresarios de 128 países entre enero y julio del 2020. Los resultados para México señalan a las fallas en la gobernabilidad (65%) como la principal preocupación de los empresarios, seguido por inestabilidad social profunda (39%), desempleo (38%), riesgo de una crisis nacional (32%) y el avance de enfermedades contagiosas (30%).

Crece temor entre trabajadores

En tanto, 54% de los trabajadores en el mundo teme perder su empleo en los próximos 12 meses como resultado del impacto económico de la pandemia. En el caso de México, esta proporción se eleva a 64% de la fuerza laboral.

El WEF reconoce que la crisis por el nuevo coronavirus servirá para acelerar la transformación tecnológica del mundo del trabajo. En este contexto, 67% de los trabajadores a nivel global considera que puede aprender y desarrollar las habilidades necesarias para los trabajos del futuro con el apoyo de sus empleadores. México es uno de los países más optimistas en este tema y 84% de la fuerza laboral afirma estar preparada para enfrentar este desafío.

“La combinación de la adopción de la tecnología, junto con esta recesión de Covid-19, va a crear esencialmente un doble escenario de interrupción para la mayoría de los trabajadores. Si en el pasado hubo preocupaciones acerca de la tecnología desplazándolos, ahora tenemos no sólo la tecnología, sino también una recesión desplazándolos. Y ese es otro hecho clave sobre el estado actual de la economía en el lugar de trabajo”, expresó Saadia Zahidi, directora General del Foro Económico Mundial y Jefa del Centro para la Nueva Economía y la Sociedad.