Como Resultado de la crisis mundial, 18 países en los cinco continentes han registrado tasas de desempleo de doble dígito en el 2010. El escenario no es más alentador en el 2011. Los líderes globales de la desocupación laboral, según estadísticas del Fondo Monetario Internacional, se encuentran en África, con tasas de 30% en Suazilandia y 24.8% en Sudáfrica en el 2010, además de contar con estimaciones de 27 y 24% para este año.

Organismos internacionales han advertido que no ha sido casual que los países de Medio Oriente y de África del Norte vivan una ola de levantamientos sociales. Según el propio presidente del Banco Mundial, Robert Zoellik, han sido tanto el desempleo como la inflación de los alimentos factores determinantes para los conflictos sociales de Libia, Egipto, Túnez y recientemente Siria.

De acuerdo con los datos del FMI, en Europa el país que ha sufrido el mayor impacto del deterioro en su mercado laboral ha sido España, con una tasa de desocupación de 19.9%; mientras que en América, Colombia ha resultado el mercado de trabajo más débil, al inscribir una tasa de desocupación de 12 por ciento.

La región de Asia resultó la menos dañada por el efecto del desempleo, principalmente porque estas economías giran en torno de China, que tuvo una tasa desempleo de 4.1% al cierre del año pasado.

Los niveles de desempleo se encuentran en máximos históricos, sobre todo en las economías industrializadas integrantes de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, que desde septiembre del 2008 ha expulsado a unos 25 millones de personas al desempleo sólo en los 31 países miembros. La mitad de los desocupados se encuentra en Estados Unidos.

[email protected]