Delta Air Lines realizará un pago de más de 1,000 millones de dólares en reparto de utilidades, la quinta entrega consecutiva en este nivel para un total combinado de más de 6,000 millones de dólares.

El CEO de la aerolínea, Ed Bastian, señaló que el equipo de la compañía continuó brindando resultados sobresalientes en 2018 con incomparable confiabilidad y servicio al cliente.

"Retribuir siempre ha sido parte de nuestra cultura, por eso, para celebrar, estamos invirtiendo tanto en el personal de Delta, que continúa llevando a nuestra aerolínea a nuevas alturas, y en las comunidades donde viven, trabajan y sirven", manifestó.

El directivo mencionó que cada empleado elegible recibirá un bono equivalente a 14% de su salario anual, lo que creará el segundo mayor grupo de reparto de utilidades en la historia de la aerolínea.

Señaló que a partir del 1 de abril recibirán un pago cuando se ofrezcan como voluntarios con una organización sin fines de lucro de su elección, y se espera que el programa agregue hasta 640,000 horas de servicio adicional en las comunidades, sumando a las miles de horas que los empleados de Delta ya brindan.

"Cuando los clientes eligen Delta, están marcando una diferencia en las comunidades de todo el mundo. Nuestros empleados ya están brindando su tiempo y talento para servir a sus vecinos. Sabemos que cuando sirven a los demás, es cuando realmente están en su mejor momento. Es por eso que les pagaremos para que dediquen aún más tiempo a servir a sus comunidades", dijo.

Ed Bastian expresó que este anuncio fortalece el programa de reparto de utilidades para la comunidad de Delta, lanzado en 2016, en el cual la aerolínea se comprometió a dar uno por ciento de sus ganancias netas a organizaciones caritativas clave.

En 2018 este compromiso resultó en más de 50 millones de dólares en donaciones a comunidades.