El comisionado de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Jesús Ignacio Navarro Zermeño, opinó que la iniciativa de reformas secundarias en materia de competencia que envió el gobierno de Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión, conserva el corazón de los cambios constitucionales.

En general, creemos que hay una propuesta que cumple con las expectativas que nosotros tenemos y que nos hace operable trabajar en el futuro con esta nueva ley, indicó el integrante de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Recordó que a finales del 2013, a solicitud del Senado de la República, el organismo planteó los temas que consideraba debía incluir la nueva legislación.

Uno de ellas dijo el Comisionado era la conservación del corazón de la ley, es decir, los artículos principales, y eso parece que atendieron muy bien nuestras preocupaciones (en la ley secundaria), completó.

Entrevistado por El Economista tras exponer sus observaciones sobre la ley ferroviaria en comisiones del Senado, Navarro Zermeño explicó que también se sugirió incluir en las leyes secundarias en materia de competencia las facultades incrementales de la Cofece.

En paralelo, pero en la Cámara de Diputados, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, respondió a las críticas del empresariado a la iniciativa para expedir la Ley Federal de Competencia Económica.

Cuando hace diagnóstico de la economía mexicana, no sólo de parte de los analistas nacionales sino de organismos internacionales, México está catalogado en el índice del Foro Económico Mundial en el lugar 114 de 149, entre los peores países en materia de sus mercados competitivos, siendo el uno el mejor y el 148 el peor. La mayor parte de América Latina está mejor posicionada que México . (Con información de Rolando Ramos)

mauricio.rubi@eleconomista.mx