Después del éxito de RappiPay, la alianza entre Davivienda y Rappi, que nació en 2019 y ya cuenta con más de 730,000 clientes, las empresas decidieron ir un paso más allá y solicitar formalmente ante la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) una licencia para crear una entidad financiera que será 100% digital. La petición será presentada la próxima semana.

Aunque aún no se conocen muchos detalles de este nuevo banco, como bajo qué nombre entrará a operar, en conversación con LR, los líderes de esta alianza, Efraín Forero, presidente de Davivienda, y Simón Borrero, CEO de Rappi, revelaron que su meta es tener al menos un millón de usuarios para arrancar con la nueva entidad financiera. El inicio de operaciones del neo banco está planeado para antes de diciembre de este año.

La inversión inicial destinada a este proyecto será de 50 millones de dólares y será financiado por las empresas en partes iguales. Los empresarios también aseguraron que esperan crecer tanto en clientes como en inversión.

Esta alianza ya tiene un producto financiero: la tarjeta de crédito RappiCard, la cual tiene más de 100,000 personas en lista de espera y no cuenta con cuota de manejo.

Borrero manifestó que vienen más plásticos sin este cobro y con nuevas características que se acomoden a las necesidades de más usuarios, como un ‘personal banker’, una persona que reemplazará a los usuales bots característicos de estas plataformas, que acompañará el proceso crediticio de cada cliente para personalizar su experiencia.

Sobre otros productos que tendrá la nueva entidad, Forero expresó que “estamos creando una nueva institución financiera que tendrá cuentas de ahorro, Certificados de Depósito a Término (CDT), créditos, tarjetas de crédito, créditos de capital de trabajo, administración de portafolios, también se podrán hacer alianzas con terceros para administrar fondos de inversión; en un momento dado, en alianza con compañías de seguros, se podrá ofrecer este servicio”. El vocero también afirmó que están abiertos a diseñar e implementar nuevos servicios en el futuro, según lo demanden los usuarios.

Sobre los beneficios y el factor diferencial que tendrán las tarjetas de crédito del neobanco, Borrero expresó que:

“Ofrecemos un cashback, tanto en Rappi como fuera de la app, es dinero de vuelta que no se tiene que usar en la plataforma. En la app encontrarán descuentos y beneficios, no solo en restaurantes y supermercados, también en las nuevas verticales de Rappi, como viajes, hoteles, tiquetes y electrodomésticos”.

Adicionalmente, los datos de los usuarios que ya ha recopilado Rappi dentro de su aplicación, servirán como pieza del historial crediticio a la hora de solicitar algún producto financiero. Esto, según Borrero, le permitirá al neobanco hacer estudios de crédito más rápidamente y sin necesidad de mucho papeleo.

Los Rappi-tenderos, los comercios aliados y, por supuesto los usuarios de Rappi, tendrán la posibilidad de ser clientes del nuevo banco, solicitar créditos, plásticos, abrir cuentas de ahorros y, en general, hacer uso de todos los servicios que ofrecerá la nueva compañía de forma digital.

“La idea es invertir en llevar productos financieros a todo el ecosistema de Rappi, esto comienza por los Rappi-tenderos, pues muchos no cuentan con acceso a crédito, pero por haberse conectado a la plataforma, nos permite tener la información para confiar en ellos y poderles dar acceso a crédito para que sigan creciendo como emprendedores”, dijo Borrero.