El presidente de la Coparmex, Gerardo Gutiérrez Candiani, señaló que las empresas al igual que los gobiernos y la sociedad civil tienen obligaciones con el medio ambiente y correquieren compromisos para cumplir con ellas.

Durante la inauguración del programa de Cooperación Ambiental Coparmex-Semarnat 2010, el dirigente empresarial consideró que la sustentabilidad no se contrapone con la productividad, sino que en esencia le da un estatus de permanencia.

Al acto de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) asistieron los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quesada, y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege, entre otras personalidades.

En su discurso, Gutiérrez Candiani destacó que las 555 empresas que participan en el programa de liderazgo ambiental para la competitividad han logrado ahorros anuales por casi 849 millones de pesos, generaron más de 5,200 empleos permanentes y su promedio de recuperación de inversión fue de 6.4 meses.

Refirió que dichas empresas, entre las cuales hay varias adheridas a la Coparmex, ahorran 1.76 millones de metros cúbicos de agua por año, líquido suficiente para abastecer a casi 3,500 familias.

En tanto, dijo, en materia de energía el ahorro es equivalente al consumo de 65,000 hogares y la reducción de emisiones de bióxido de carbono lograda por ese sector equivale a sacar de la circulación 38,500 automóviles compactos.

El líder de la Coparmex puntualizó que la meta es que las más de cuatro millones de empresas que existen en el país asuman compromisos ambientales, porque está de por medio la viabilidad de México y el planeta.

Mencionó que las empresas modernas saben que la competitividad pasa por la gestión ambiental y asumen que la creación de riqueza tiene un costo ambiental que debe reducirse al máximo porque la subsistencia de los negocios está sujeta al desempeño de la gestión ecológica.

RDS