La deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) con sus proveedores asciende a los 150,000 millones de pesos, monto que representa un crecimiento de 18% respecto al segundo trimestre del 2019, y no será saldada hasta después del 2021, lamentó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, exhortó a la empresa del estado a que se regularice el pago de la deuda con sus proveedores a fin de que no se afecte aún más con el retraso a la economía.

Derivado de que Pemex arrastra pérdidas por 606,000 millones de pesos hasta el primer semestre de este año, “ha trascendido que Pemex ha pedido pagar a sus proveedores hasta el 2021 y vemos este atraso”, dijo Milen Cano, analista de la Coparmex.

También, se ha acusado que las autoridades de la petrolera ha solicitado a sus proveedores hacer descuentos a sus adeudos, y esto está “ahorcando” a las empresas de diversos sectores como metalmecánica, química, alimentos, otros.

“El llamado es para que Pemex pueda regularizar el flujo de pago con los proveedores de la empresa en Campeche son muchas de diferentes giros y empresas que se están viendo afectadas por el impago por parte de Pemex y este retraso,  más allá del impago se traduce en el deterioro generalizado de la región”, demandó el presidente de la Coparmex al realizar un webinar con empresarios de Campeche.