El sector patronal del país advirtió que 3.1 millones de trabajadores en México podrían quedar en el “limbo” y en la indefensión, de no permitir la prórroga de la entrada en vigor de los cambios en subcontratación laboral.

José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que “las empresas queremos cumplir con nuestras obligaciones legales”, pero se requiere abrir el espacio de tiempo para ajustar las contrataciones al nuevo esquema.

A través del mensaje la Señal Coparmex, el líder empresarial instó al legislativo y al gobierno federal se permita ajustar la fecha hasta el primero de enero del 2022, y no solo un mes como se planteó en la propuesta del senador Ricardo Monreal

Les solicitamos que la ampliación planteada sea tal que se homologue el plazo al 1 de enero de 2022 con la finalidad de que tanto el sector público como el sector privado podamos cumplir cabalmente con las medidas contenidas en la reforma aprobada”, acotó.

Medina Mora consideró necesario que tanto el poder Legislativo y el Ejecutivo aprueben que los artículos transitorios de la reforma sean ajustados, “evitando así que 3.1 millones de trabajadores queden en el limbo y en estado de indefensión, ya que ésta podría ser la población trabajadora que aún está vinculada a empresas a las cuales brindan servicios y que no han logrado concluir la sustitución patronal o el registro ante la STPS”.

Al 24 de junio, la dependencia que encabeza Luisa María Alcalde advertía que medio millón de trabajadores ya formaba parte de las plantillas de empresas que antes los subcontrataban, y que hasta ese momento había ya 8,000 empresas que habían solicitado su inscripción al Registro. 

De la cuarta semana de junio a la segunda semana de julio se lograron registrar cerca de 4,500 empresas más. Tan solo en esas semanas se afiliaron 225 empresas diarias, equivalente a una tasa de crecimiento diaria del 2.1%,abundó. 

Al considerar que el 40% de los patrones registrados en el IMSS utilizan este esquema, se estima que cerca de 400,000 empresas inscritas al IMSS utilizan el esquema de outsourcing.

“Esto implica que a menos dos semanas de la fecha límite de inscripción al padrón quedan 387,500 empresas por registrarse. Lo cual hace que la tasa diaria de crecimiento de las empresas inscritas tendría que aumentar en 17.9 puntos porcentuales (para lograr una tasa diaria de 20%). Esto permite dimensionar el problema”, explicó el líder de la Coparmex.

erp