De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), alrededor de 20 millones de mexicanos pagan tasas de prácticamente el 70 por ciento por deudas en tarjetas de crédito y préstamos personales bancarios.

Por otro lado, una encuesta realizada por yotepresto.com, plataforma de préstamos personales, reveló que cuatro de cada diez tarjetahabientes pagan intereses por sus tarjetas de crédito.

“De los más de mil millones de pesos que hemos entregado en créditos personales, el 70 por ciento han sido para precisamente liquidar deudas de tarjetas y préstamos personales bancarios”, indica la empresa en el informe.

Con base en lo anterior, resulta lógico preguntarse: ¿conviene pagar las tarjetas de crédito con un préstamo? De acuerdo con la firma, la respuesta más acertada es “depende”.

¿Cuándo sí?

Pagar una o varias tarjetas con un préstamo personal es una buena idea cuando el crédito con el que lo harías te ofrece una tasa de interés más baja que la que estás pagando por tus plásticos.

Por ejemplo, si debes 100 mil pesos y te están cobrando una tasa del 65.80 por ciento, al banco terminarías pagándole más de 130 mil pesos de puros intereses.

Por otro lado, con esa misma deuda, pero con una tasa del 19.90 por ciento, sólo pagarías poco más de 30 mil pesos de intereses, es decir, 100 mil pesos menos.

“La clave es obtener una tasa más baja que la que te están cobrando, y obviamente eso sólo es posible si has tenido un buen comportamiento financiero”, advierte la empresa.

¿Cuándo no?

En contraparte, pedir un préstamo para pagar tarjetas no es una buena idea cuando el crédito con el que pretendes hacerlo te ofrece una tasa de interés igual o más elevada que la que estás pagando por tus plásticos.

“En ese caso no tiene sentido transferir o consolidar deudas, ya que la cantidad de intereses a pagar será igual o mayor que la que originalmente se está pagando”, indica la firma.

Tampoco se recomienda hacerlo cuando la deuda puede liquidarse con relativa facilidad, es decir, ahorrando de dos o tres meses una cantidad que no comprometa el pago de gastos esenciales.

Ahorran millones en intereses

A través de su servicio Cambia tu deuda, la empresa ha generado un ahorro de más de 290 millones de pesos en intereses de tarjetas de crédito y préstamos personales bancarios.

Cambia tu deuda es una solución que ofrece la firma para que las personas paguen el saldo que adeudan en sus tarjetas o préstamos con una tasa más baja.

De acuerdo con información de la propia fintech, en promedio, los usuarios que utilizan este servicio obtienen una tasa 20 puntos porcentuales más baja que la que tenían originalmente. Para más información, haz clic aquí.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.