La empresa estadounidense Constellation Brands construirá una nueva planta de producción de cerveza en el estado de Veracruz con una inversión de alrededor de 1,300 millones de dólares.

El proyecto fue adelantado por la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, a finales de noviembre en una comparecencia ante legisladores de México y confirmado este martes por el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García.

Constellation Brands inició la construcción de la cervecería en Mexicali, Baja California; pero por una supuesta insuficiencia de agua en la región y la realización de una encuesta local sobre ese asunto, el gobierno de México le negó el permiso de agua a la fábrica, lo que implicó cancelar las obras ahí a principios de 2020. La empresa negó siempre las acusaciones.

“No se puede negar lo que fue público y se vio, que fue el cierre o el mover a Constellation Brands del lugar donde se encontraba y fue una medida que todos conocimos por el tema del agua. Constellation Brands está por abrir o por anunciar dos inversiones importantes en el sur-sureste, donde se tiene agua, una de ellas, creo, será en Veracruz y a la otra a lo largo y a lo ancho del transístmico”, dijo Clouthier en aquella comparecencia.

En un reciente reporte, la empresa informó que su previsión del gasto de capital anual para el negocio de la cerveza está en el rango de 700 millones a 900 millones de dólares para respaldar 15 millones de hectolitros de expansión de capacidad durante el período fiscal 2023 y 2025.

Al referéndum sobre la planta asistieron menos de 5% de los votantes elegibles y fue el primer referéndum público para determinar la viabilidad de un proyecto de inversión extranjera directa en México.

Dado el estado actual de las actividades en Mexicali, Constellation determinó que no podrá usar o reutilizar ciertos activos en la instalación.

Así que registró un deterioro de 666 millones para el primer trimestre del año fiscal 2022, que se incluye anteriormente en la guía de beneficio por acción base informada para el año fiscal 2022.

Constellation Brands ha comunicado que continúa trabajando con funcionarios del gobierno en México para buscar diversas formas de recuperación de costos capitalizados y gastos adicionales incurridos en el establecimiento de la cervecería.

La realización de la consulta pública en Mexicali se llevó a cabo a pesar de existir dos amparos en su contra: el primero fue presentado por la agrupación Artículo 39 ProBC y el segundo debido a que se llevaría a cabo en contra de las recomendaciones sanitarias de distanciamiento social del gobierno federal.

Sobre ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que hubo corrupción en los permisos otorgados a Constellation Brands. "Claro que sí (hubo corrupción), influyentismo. Nada más es cuestión de pensar: ¿Cómo dar un permiso para construir una planta cervecera que consume agua en donde hay escasez de agua?", criticó entonces.

Ya desde principios de 2021 el gobernador García había declarado que la empresa estaba considerando instalar la nueva planta cerca del puerto de Coatzacoalcos, para beneficiarse de la logística portuaria.

Constellation ha invertido en México alrededor de 9,000 millones de dólares desde que compró el negocio de cerveza de Grupo Modelo en Estados Unidos en 2013.

El diario estadounidense The Wall Street Journal había informado más temprano el martes que esta semana Constellation Brands y el mandatario anunciarían la nueva obra, que implicaría una inversión de 1,300 millones de dólares, frente a los 1,400 millones de la obra cancelada.

Riley Blevins, un portavoz de Constellation, explicó que los últimos meses la firma ha estado trabajado con funcionarios locales sobre las necesidades de largo plazo para la producción de cerveza en el sureste mexicano, donde hay una amplia disponibilidad de agua.

"Las discusiones han sido productivas y continúan", respondió Blevins en un correo electrónico a una consulta de Reuters sobre lo dicho por las fuentes. (Con información de Reuters)

roberto.morales@eleconomista.mx