La industria nacional exigió al gobierno de Andrés Manuel López información precisa sobre los detenidos en la lucha contra el huachicol y sobre todo la definición de fechas para la reactivación de los ductos de gasolinas, con el fin de que la planta productiva implemente una planeación de distribución, determinen si frenan o reducen producción y se evite escasez de alimentos y productos.

Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin), advirtió: “exigimos comunicación con Petróleos Mexicanos (Pemex) para no llegar a un desabasto de alimentos (...) Y también la pregunta que tenemos es: ¿Dónde están los detenidos?”.

En conferencia de prensa, el líder industrial afirmó “nos estamos viendo afectados y estamos desbordando en la industria”, aunque negó tener una cifra por el impacto o pérdidas registradas en las industrias instaladas en los estados afectados por el desabasto de la gasolina.

Cervantes recordó que la semana pasada, la Iniciativa Privada se reunió con Pemex Logística, para que la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) apoyara con el abasto de gasolina en camiones; pero, lamentó que no haya mayor información para que la industria haga planeación de operación.

“Nos hemos reunido, pero, con la gente de Logística de Pemex o de otros departamentos. Pero necesitamos que el director de Pemex (Octavio Romero) nos diga ‘vamos a hacerle así, por acá vamos, ésta es nuestra estrategia’, para que nosotros hagamos la propia estrategia”, comentó.

El presidente de la Concamin expresó que “más que para criticar, (los empresarios) estamos para ayudar y seguimos aguantando”. La preocupación es que no sabemos hasta dónde vamos a aguantar. Nosotros nos las ingeniamos para poder garantizar el abasto, pero no podemos alargar mucho esto, puede ser mañana o dos semanas más.

Para el sector productivo del país es urgente tener acceso a información gubernamental para poder planear, “para saber si la producción sigue, si la subimos o la bajamos o la dejamos un rato en stand by para que no se nos desborden los centros de distribución alrededor de la ciudad”.

La industria informó que se creó un tercer turno laboral en diversas plantas en las entidades afectadas para comisionar a los trabajadores a conseguir gasolina en otros estados que no tienen problemas de abasto.

“Se han concentrado los costos administrativos y los costos hora-hombre en alargar hasta un tercer turno para poder cargar combustible. Hacemos un llamado a las autoridades para que la situación se restablezca lo más pronto posible”, pugnó.

Cervantes sentenció: “No queremos llegar a eso, al desabasto de alimentos, los centros de distribución desbordados y no podemos arriesgarnos a lo que pueda pasar”.

Con el desabasto se alteran los problemas para la distribución de perecederos, de artículos de primera necesidad y lo más importante, para el abasto de maíz para tortilla, porque en la zona centro del país se requiere grano para 26 millones de personas.

El presidente de la Concamin destacó la valentía del Ejecutivo, pues apenas unos meses atrás, “estábamos en el México del no pasa nada”, pero ahora esta cúpula empresarial “aplaude las acciones del presidente” Andrés Manuel López Obrador contra el huachicoleo.

No obstante, se evalúa al interior de la industria solicitar incentivos fiscales a los afectados. La petición proviene del Bajío por la situación que enfrentan y se pueda resarcir el daño a las pequeñas empresas.

[email protected]