En reunión del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) se aprobó un incremento salarial del 5% directo y 14.67 pesos como parte del Monto Independiente de Recuperación (MIR), por lo que el aumento llega al 20%, de tal manera que el salario mínimo para el 2020 será de 123.22 pesos.

Respecto al salario mínimo en la Frontera Norte el acuerdo que tomaron los representantes del sector patronal, obrero y gobierno es de sólo aumentar 5% para pasar de 176 pesos a 185.56 pesos diarios.

En las instalaciones de la Conasami, el Consejo de Representantes decidió no revisar por ahora el salario mínimo para trabajadoras del hogar, como tampoco se incluyó a los jornaleros agrícolas.

Antes de conocerse esta decisión de la Consami, miembros del Consejo de Representantes consultados por El Economista afirmaron que la política salarial de la actual administración sería de recuperación, por lo que se esperaba un esquema mixto en el que se utilice la figura del Monto Independiente de Recuperación (aplicada desde la administración del presidente Enrique Peña Nieto) y un porcentaje, como ocurrió.

López Obrador celebra el incremento

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que el gobierno, trabajadores y empresarios lograran ponerse de acuerdo para aumentar el salario mínimo.

Aunque reconoció que veía difícil que se concretara este pacto, López Obrador reconoció el esfuerzo que se hizo para recuperar el poder adquisitivo de los mexicanos.

El mandatario mexicano dijo que este aumento al salario es un signo de que la economía mexicana está sólida y que se encaminará en el crecimiento.

“Es buen signo de que está sólida nuestra economía y ahora se logró lo de la firma, la ratificación del Tratado de Libre Comercio y esto va a ayudar mucho a la atracción de capitales y esto va a significar creación de empleos”, dijo el Ejecutivo federal en conferencia en Palacio Nacional, la tarde de este lunes 16 de diciembre.

“Estoy seguro que en 2020 vamos a crecer y esto consolidará la economía de nuestro país”, enfatizó el mandatario.

López Obrador reconoció que aún falta mucho por hacer justicia a los trabajadores y sus ingresos, pero estimó que este paso ayudará a cambiar el paradigma.

“Se trata del mayor incremento anual en los últimos 44 años”, dijo María Luisa Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La funcionaria destacó que este segundo incremento anual es un forma de avanzar para darle vuelta "a la oscura página" que enfrentó el poder adquisitivo de los mexicanos. 

Alcalde Luján dijo que el incremento es una nueva forma de saldar la deuda histórica con los emolumentos de los mexicanos, además de que se reactiva la competitividad de los trabajadores nacionales con respecto al mundo.

La secretaria del Trabajo señaló que el aumento salarial está en sintonía con la reforma laboral, en la que se garantiza la libertad sindical y de contratación; subrayó que el aumento salarial no ha implicado trabas en la contratación, ya que en 2019 se contrataron 724 mil personas, y se pudo sacar de la pobreza a 1.3 millones de mexicanos.

Por su parte, Carlos Salazar Lomelin, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) adelantó que trabajan porque al menos dos millones de trabajadores alcancen la línea de bienestar de Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Es decir, el empresariado busca que las familias mexicanas puedan ganar más de 6,500 pesos mensuales. Salazar Lomelín destacó que este nuevo aumento ayudará a la reactivación del consumo y se logre el crecimiento económico y social que se espera.