La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) concluyó dos investigaciones por la presunta comisión de prácticas monopólicas absolutas en los mercados de medicamentos y de servicios de laboratorio y banco de sangre, principalmente de venta al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmaron fuentes con conocimiento de los casos.

De acuerdo con las fuentes, las investigaciones han evidenciado actos de colusión entre empresas proveedoras, lo que les habría generado millonarias ganancias en perjuicio del erario público y de las familias mexicanas.

Se espera que ahora que se emplace a los agentes económicos señalados, se inicie un procedimiento seguido en forma de juicio y sea el pleno de la Cofece el que, eventualmente, fije la responsabilidad sobre los acusados.

Si bien la Cofece mantiene en secrecía los nombres de las empresas involucradas, los nombres de algunas de ellas como Falcon, Centrum, Impromed, Hemoser y Dicipa han salido a luz por parte de allegados a las investigaciones con los que El Economista tuvo contacto.

El organismo antimonopolios comenzó la investigación de denuncia bajo el número de expediente DE-011-2016, por la posible comisión de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de servicios integrales de estudios de laboratorio y de banco de sangre, así como de bienes y servicios relacionados con éstos, contratados por el sistema nacional de salud en el territorio nacional.

Además, emprendió la Investigación de Oficio IO-001-2016 por la comisión de posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de producción, distribución y comercialización de medicamentos en el territorio nacional.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador afirma que ya trabaja en atacar la corrupción en las licitaciones del sector salud, y recientemente aseguró “que se está pagando demasiado por las medicinas, lo cual debería terminar para que el presupuesto alcance para proporcionar al público medicamentos gratuitos”.

Germán Martínez, director del IMSS, tiene la encomienda del presidente López Obrador de realizar auditorías en el área médica, con el propósito de atacar malas prácticas en las cuales las empresas se ponen de acuerdo para pactar el precio de los servicios y los medicamentos.

“Vamos a ir, sin distingos, como lo prometió y ordenó el presidente López Obrador contra los corruptos que dañan al IMSS”, se comprometió el director del Seguro Social. Como recomendación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, el IMSS llevó a cabo cambios en el uso de licitaciones públicas que ha resultado en precios 12% más bajos comparados con las adjudicaciones de empresas directas. Aun así, cerca de 10 proveedores del sector salud mantienen el control en 60 por ciento.

Independiente al trabajo interno que desarrollan las autoridades del IMSS, la Cofece anunció al Congreso de la Unión que dentro de su Programa Anual de Trabajo para el 2019 busca concluir cinco investigaciones en materia de prácticas monopólicas absolutas, que de resultar culpables por fijar precios, restringir la oferta, coordinar posturas en las licitaciones o intercambiar información se harían acreedoras a sanciones penales de hasta 10 años de cárcel.

El proceso que realiza el organismo antimonopolio frente a las dos investigaciones por monopolios en el sector salud continúa hasta en tanto, el pleno de la Cofece determina si dictamina sobre una probable responsabilidad o dictamina con el cierre de expedientes.

Las indagatorias:

  • Bajo denuncia, la Cofece abrió el expediente DE-011-2016 para indagar posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado de servicios de laboratorio y banco de sangre.
  • Por oficio, la Cofece inició el expediente IO-001-2016, para indagar posibles prácticas monopólicas absolutas en la producción, distribución y comercialización de medicamentos.

Informe del IV trimestre

Órgano antimonopolios, efectivo en tribunales

El Poder Judicial de la Federación (PJF) favoreció a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) al confirmar la legalidad de las actuaciones de la Comisión en 91.7% de 12 juicios que estaban interpuestos.

De acuerdo con el Cuarto Informe Trimestral 2018 de la Cofece, el PJF resolvió 12 juicios de amparo indirecto interpuestos contra la Cofece en asuntos de competencia económica; de los cuales negó ocho amparos; no entró al estudio de fondo en tres asuntos, es decir los sobreseyó, y concedió un amparo.

Al cierre del periodo quedaron pendientes 202 juicios. Las resoluciones de la Cofece se impugnan vía juicio de amparo indirecto.

El PJF negó el amparo promovido por un agente económico en contra de la resolución que lo sanciona por la comisión de prácticas monopólicas absolutas en el mercado del servicio de taxi con origen y destino al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), con lo cual, la sanción interpuesta a cinco agrupaciones de taxistas y a cuatro personas físicas por un total de 23.6 millones de pesos se mantiene firme.

Adicionalmente negó el amparo a Monex y HSBC en contra de la sanción que les impuso la comisión por omitir notificar una concentración que legalmente debió hacerse. La Cofece dio cuenta de que concluyó 100% 18 de las 21 acciones programadas en su Programa Anual de Trabajo 2018. De modo que registró un cumplimiento promedio de 98.6% con respecto a la meta anual.

Para este año, la Cofece espera concluir cinco investigaciones en materia de prácticas monopólicas absolutas, tres sobre prácticas monopólicas relativas o concentraciones ilícitas y seis procedimientos seguidos en forma de juicio. (Con información de Claudia Juárez)

[email protected]