Las modificaciones a la Norma 051 de la Secretaría de Salud, aprobadas el viernes 24 de enero pasado, contemplan un nuevo etiquetado para los alimentos y bebidas no alcohólicas, con el cual se busca presentar de manera más simple la forma en la que se muestra la información nutrimental en los empaques de productos industrializados.

Estas modificaciones fueron aprobadas por los Comités Consultivos Nacional de Normalización de la Secretaría de Economía y el de Regulación y Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Se realizaron 20 reuniones para determinar las modificaciones que se harían a la norma, en las cuales estuvieron presentes el sector industrial, organismos internacionales, centros de enseñanza superior, sociedad civil y algunas dependencias de gobierno, como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Cofepris, las secretarías de Economía y Salud, entre otros.

A pesar de que el sector privado participó en las reuniones ha criticado estas modificaciones. La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) ha asegurado que las cámaras que representa están analizando la posible presentación de amparos para evitar que se implementen las modificaciones. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha indicado que el gobierno no pensó en las consecuencias negativas de estos cambios en el comercio nacional e internacional.

Desde la publicación del proyecto de modificación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 11 de octubre de 2019, hasta la norma aprobada pasaron tres meses y el proyecto mismo fue modificado de acuerdo a los consensos a los que se llegaban en las reuniones.

Hasta que las modificaciones no se publiquen en el Diario Oficial de la Federación no podrán entrar en vigor.

Puntos principales de las modificaciones a la NOM 051

1. El principal punto es la utilización de un nuevo etiquetado en alimentos y bebidas no alcohólicas para que los consumidores puedan acceder a la información del producto de una manera más simple sin importar su nivel social, cultural y educativo.

2. A través de sellos en forma de octágonos se resaltará si un producto contiene exceso de nutrientes críticos (azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y contenido energético).

3. Contará con información que permita al consumidor comparar diversos productos, ya que todos los empaques mostrarán la cantidad de ingredientes no recomendables que contiene el producto por cada 100 gramos.

4. Información sobre los ingredientes que elevan el riesgo de contraer enfermedades como la diabetes, obesidad y sobrepeso.

Los octágonos que se utilizarán en este nuevo etiquetado serán de color negro y contendrán la leyenda “exceso de…”, tendrán un margen blanco sobre el contorno del octágono y la firma de la Secretaría de Salud.

¿A qué acuerdos sobre las modificaciones a la NOM se llegaron en las reuniones?

  1. Si un producto para niños, como cereal de caja o cereales azucarados, tiene algún sello que indique que contiene exceso de algún nutriente crítico no podrá poner en su empaque ningún elemento atractivo para los niños, como animales caricaturizados o en general publicidad.
  2. Aunque el proyecto contemplaba eliminar el aval médico a cualquier producto que tuviera algún sello, acordaron que será la Profeco quien determine cuáles productos podrán contener en su empaque el aval de instituciones médicas o de salud.
  3. Toda la información de la tabla nutrimental se estandarizará en 100 gramos, aún si los productos son de menos de 100 gramos. Esta medida se pensó para que los consumidores pudieran comparar los productos de una forma más fácil.
  4. En el proyecto de norma se proponía un octágono también para los productos que tuvieran edulcorantes, el cual tenía que decir: “contiene edulcorantes, no apto para niños”, en cambio sólo se logró que se colocara una leyenda horizontal sobre un fondo negro.
  5. En el caso del sello que se proponía para los productos que contienen cafeína con la advertencia de que no se debían consumir por niños, también sólo se determinó que será una leyenda en el empaque.
  6. A diferencia de lo planteado en el proyecto, sólo se podrá resaltar en los productos si los ingredientes que le fueron añadidos exceden las porciones de consumo recomendadas.

Para el director de El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, uno de los principales impulsores de las nuevas normas, éstas son las medidas que deberían acompañar al nuevo etiquetado para que impacte realmente en la salud pública:

  • Se deben hacer campañas educativas que orienten sobre el nuevo etiquetado.
  • Se tiene que regular los alimentos que se venden en las escuelas.
  • Se debe fortalecer la regulación de la publicidad de alimentos no saludables para niños.
  • Hacer políticas públicas para que los alimentos naturales sean más accesibles.

abr