El Congreso de la Unión aprobó una reforma a la manera como la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas deberá etiquetar e informar de los ingredientes poco saludables que contienen sus productos.

El nuevo etiquetado ayudará a que los consumidores tomen decisiones de consumo más saludables, dijo Simón Barquera Cervera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

La reforma llega después de tres años de que la Secretaría de Salud hiciera la declaratoria de emergencia epidemiológica por un aumento excesivo en la población que padece sobrepeso y obesidad, padecimientos que pueden provocar enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) como diabetes e hipertensión.

México tiene el primer lugar mundial en obesidad infantil y tiene el segundo lugar en obesidad en adultos. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, uno de cada tres niños padece sobrepeso u obesidad en México. De seguir la tendencia, se calcula que en un futuro uno de cada dos niños presente este tipo de enfermedades.

En 2016 la Secretaría de Salud hizo una declaratoria de emergencia por la presencia de casos de diabetes mellitus en nuestro país. 

El nuevo etiquetado que se propone deberá ser colocado al frente de cada producto. La información para el consumidor:

 1.    Será más clara y más fácil de comprender.

 2.    Implicará menos tiempo de interpretación.

El nuevo etiquetado trabaja con seis octágonos para resaltar la cantidad de ingredientes poco saludables —también llamados nutrientes críticos— que contienen los productos de consumo. 

nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas
El nuevo etiquetado ayudará a que los consumidores tomen decisiones de consumo más saludables, dijo Simón Barquera Cervera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). Imagen cortesía Alianza por la Salud Alimentaria

Estos octágonos serán señales de alerta sobre nutrientes críticos, que indicarán si el producto contiene

  1. Exceso de calorías
  2. Exceso de azúcares
  3. Exceso de grasas saturadas
  4. Exceso de grasas trans
  5. Exceso de sodio
  6. Exceso de edulcorantes o cafeína (diseñado para la población infantil)

¿Por qué se considera nutrientes críticos?

  • Calorías: Todos los alimentos producen calorías, pero el consumir más calorías de las que gasta nuestro cuerpo es una de las causas fundamentales del sobrepeso y la obesidad.
  • Azúcares: El consumo excesivo de azúcares puede provocar obesidad y diabetes. Así como enfermedades crónicas del corazón e incrementa el riesgo de padecer cáncer.
  • Grasas saturadas: El consumo excesivo de grasas saturadas incrementa el riesgo de padecer enfermedades del corazón y aumenta el colesterol “malo” en la sangre.
  • Grasas trans: El consumo excesivo de grasas trans —como se conoce al aceite líquido que pasa por un proceso industrial hasta transformarse en grasa sólida— aumenta la presencia de colesterol “malo” en la sangre y disminuye el colesterol “bueno”.
  • Sodio: Consumir sodio -sustancia que está presente en la sal de cocina- en exceso puede causar hipertensión, enfermedades cardiovasculares y hasta derrames cerebrales.
  • Edulcorantes para la población infantil: Los edulcorantes pueden provocar una preferencia en los infantes a los alimentos altos en azúcar y generar un hábito para el resto de su vida.
  • Cafeína para la población infantil: El consumo de este ingrediente provoca en los niños dolores estomacales, dificultades para concentrarse, dificultades para dormir y aumenta su frecuencia cardíaca.

¿Qué cambia con el nuevo etiquetado?

En el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas industrializados se exigirá:

  1. Sustituir la denominación de “Alto en...” a “Exceso de...”
  2. Colocar en la etiqueta todos los tipos de azúcares que contenga el producto.
  3. Estandarizar las porciones en la parte de la tabla nutrimental en 100 gramos o 100 mililitros por producto.

Cambios en la NOM-051

Lo que no quedó en la reforma aprobada por el Congreso de la Unión e impulsada por la Alianza por la Salud Alimentaria será determinado en una actualización de la NOM-051-SCFI/SSA1-2010, la Norma Oficial Mexicana relacionada con el etiquetado de alimentos y bebidas industrializadas.

La propuesta de actualización de la NOM-051 incluirá, entre otras cosas, que los productos que contengan alguna de las señales de alerta antes mencionadas no podrán:

  1. Contener aval de alguna asociación médica, que pueda ser confuso para los usuarios.
  2. Realizar el contenido de ingredientes saludables que puedan generar un "efecto distractor" en los consumidores.
  3. Contener elementos persuasivos y publicidad en los empaques.

¿Cuándo entra en vigor el nuevo etiquetado?

Antes de que la norma comience a aplicarse, sus modificaciones deben pasar a consulta pública. De acuerdo con la Alianza por la Salud Alimentaria, se espera que la norma entre en vigor a mediados de 2020.

[email protected]