La disputa entre Claro, propiedad de Carlos Slim, y la Subsecretaría de Telecomunicaciones por la licitación de 4G llegó a la Corte Suprema. La compañía interpuso un recurso ante el máximo tribunal de ?Chile. El objetivo es revertir la decisión de la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones, que rechazó el recurso bajo el cual Claro pretendía que se le reconocieran sus derechos preferentes en la licitación.

Claro interpuso un recurso de protección en contra de Pedro Pablo Errázuriz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones, y Jorge Atton, subsecretario de Telecomunicaciones. La firma alegó el desconocimiento arbitrario del derecho preferente adquirido en el 2005 para participar en el concurso para el otorgamiento de nuevas concesiones de servicio público de transmisión de datos fijos o móviles. Este desconocimiento habría quedado de manifiesto en las bases del concurso 4G aprobadas el 15 de diciembre pasado y cuyo proceso de licitación está en curso.

Claro indicó que aunque a través de una ley publicada el 11 de noviembre del 2011 se derogaron los derechos preferentes, ésta no tendría efecto retroactivo.

Pidió a la justicia complementar las bases de la licitación 4G reconociendo su derecho.

A inicios de abril, la Cuarta Sala de Apelaciones de Santiago rechazó el recurso, argumentando que la ley que derogó los derechos preferentes no estipuló en su articulado alguna norma que resguarde los que hubieran existido con anterioridad .

Atton explicó: Se terminaba entregando espectro sin tener una competencia real .

Hoy vence el plazo para que las operadoras presenten sus propuestas para adjudicarse el espectro disponible para la 4G.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica