El constructor de automotores Chrysler prevé rembolsar en el curso del segundo trimestre la totalidad de su deuda con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, que supera los 7,000 millones de dólares, en base a una refinanciación de su deuda.

Para rembolsar su deuda gubernamental, Chrysler planea utilizar ingresos provenientes de una opción de recompra recientemente anunciada por Fiat de un 16% adicional de su capital por cerca de 1.270 millones de dólares, así como de una nueva línea de crédito y con la emisión de obligaciones.

Fiat ya detenta 30% de Chrysler, con lo que alcanzaría 46% luego de ejercer esta opción.

El tercer constructor estadounidense, detrás de General Motors y Ford, realizó este anuncio en ocasión de la visita realizada este jueves por el secretario del Tesoro Tim Geithner, a una de sus plantas, situada en Jefferson (Michigan, norte de EEUU).

DOCH