México se colocó como el primer socio comercial de Estados Unidos en el primer semestre del 2019, beneficiado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Durante la primera mitad del año, el comercio de mercancías (importaciones más exportaciones) entre México y su vecino del norte sumó 308,886 millones de dólares, superando a Canadá (306,697 millones) y China (271,044 millones), según datos del Buró del Censo.

México se ha beneficiado de la guerra comercial entre las dos mayores potencias del mundo, al tiempo que mantiene una tendencia positiva en sus ventas al mercado estadounidense, mientras que la de Canadá a ese mismo destino resultó negativa en el primer semestre del año en curso.

En la última década, del 2008 a 2018, Estados Unidos tuvo un mayor dinamismo (66.3%, en forma acumulada) en el comercio de mercancías con México que el que registró con China (61.4%) o Canadá (3.4 por ciento).

Estados Unidos se encuentra en el proceso de ratificación de un nuevo tratado comercial con México y Canadá, a la vez que ha escalado su guerra comercial con China. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte renegociado, el cual se firmó el 30 de noviembre del 2018 y se renombró como el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), requeriría la implementación de la legislación para entrar en vigor en Estados Unidos.

El T-MEC aborda nuevos asuntos, como el comercio digital y las empresas estatales, aumenta los requisitos de contenido de América del Norte para vehículos, amplía el acceso al mercado en la agricultura y reduce las obligaciones de Estados Unidos en áreas como la inversión y las compras gubernamentales. Algunos miembros del Congreso estadounidense buscan cambios en las disposiciones laborales, ambientales, de cumplimiento y de propiedad intelectual en la industria farmacéutica, mientras que otros están a favor de implementar el T-MEC en su forma actual.

Por ahora, el conflicto comercial entre las dos grandes potencias económicas ha generado oportunidades coyunturales para México, quien superó a China en exportaciones de productos a Estados Unidos en marzo, un hecho que no ocurría desde julio del 2003.

El pasado jueves, el presidente Donald Trump anunció que impondrá aranceles adicionales de 10% sobre importaciones de productos chinos valorados en 300,000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

Mientras tanto, continuarán las negociaciones entre ambas potencias para cesar la guerra comercial.

En el 2018, Estados Unidos importó productos de China por un valor de 562,852 millones de dólares, por lo que de cumplirse la amenaza de los 300,000 millones, se gravaría a 95% del total de importaciones estadounidenses procedentes de ese país asiático.

Desde el 1 de junio pasado entraron en vigor los nuevos aranceles chinos sobre 5,410 productos estadounidenses, por un monto de 60,000 millones de dólares. Los impuestos aduaneros se aplican con tasas de 10%, 20% y 25 por ciento. Ya China cobraba aranceles a productos de Estados Unidos por unos 110,000 millones de dólares, los cuales entraron en vigor en tres etapas. En forma desglosada, la primera fase inició el 6 de julio del 2018 por 34,000 millones de dólares; la segunda, vigente desde el 23 de agosto, abarcó productos por 16,000 millones, y la última, a partir del 24 de septiembre, cubrió una suma de 60,000 millones.

México sobresale

En cuanto a las importaciones estadounidenses de productos durante la primera mitad del 2019, las de México escalaron 6.3% a tasa interanual, para ascender a 179,612 millones de dólares. En contraste, las originarias de China fueron por 219,044 millones de dólares, una caída de 12.4%, y las provenientes de Canadá retrocedieron 1.1%, a 158,143 millones de dólares.

En sentido contrario, las exportaciones estadounidenses presentaron caídas con sus tres principales socios comerciales: las dirigidas a Canadá bajaron 2.8% (148,554 millones de dólares), las enviadas a México descendieron 1.7% (129,274 millones) y las embarcadas a China se desplomaron 18.9% (64,107 millones).

[email protected]