China anunció que a partir del 1 de junio aplicará aranceles punitivos contra importaciones originarias de Estados Unidos por valor de 60,000 millones de dólares anuales, con lo cual castigaría con tarifas arancelarias a la totalidad de sus compras de mercancías estadounidenses.

Ya China cobra aranceles a productos de Estados Unidos por unos 110,000 millones de dólares, los cuales entraron en vigor en tres etapas.

En forma desglosada, la primera fase inició el 6 de julio del 2018 por 34,000 millones de dólares; la segunda, vigente desde el 23 de agosto, abarcó productos por 16,000 millones, y la última, a partir del 24 de septiembre, cubrió una suma de 60,000 millones.

El gobierno chino informó en un comunicado que los nuevos aranceles a bienes estadounidenses entrarán en vigor el 1 de junio, tendrán tasas de 5 a 25% y se aplicarán sobre un total de 5,140 productos.

“En cuanto a los detalles, sigan prestando atención. Copiando una expresión de Estados Unidos, esperen y verán”, dijo el lunes el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, en rueda de prensa, según Reuters. En el 2018, las importaciones chinas originarias de Estados Unidos sumaron 156,000 millones de dólares, de acuerdo con la Administración de Aduanas de China.

Como parte las nuevas medidas a tomar por parte de China, se establecería un alza adicional de aranceles de 25% a 2,493 productos, incluidos el gas natural licuado, el aceite de soja, el aceite de maní, los productos petroquímicos, los minerales congelados y los cosméticos. Para otros productos el aumento será de entre 5 y 20 por ciento.

Más temprano, Trump había advertido a China que no tomara represalias y le pidió a sus líderes que siguieran trabajando para llegar a un acuerdo. “Le digo abiertamente al presidente Xi (Jinping) y a mis muchos amigos en China que sufrirán mucho si no llegan a un acuerdo, porque las compañías se verán obligadas a abandonar China por otros países. Es demasiado caro comprar en China. ¡Tenían un gran acuerdo, casi cerrado, y dieron marcha atrás!”, dijo Trump en Twitter.

Trump ordenó el 10 de mayo al representante comercial que inicie un proceso de comentarios públicos para imponer aranceles de 25% al resto de las importaciones chinas. La categoría afectaría a bienes por 300,000 millones de dólares, entre ellos productos de consumo como teléfonos celulares, computadoras, ropa y juguetes. Hasta ahora, las adunas estadounidenses cobran un arancel de 25% a bienes importados de China por un valor anual de 234,900 millones de dólares.

Sin embargo, Trump acotó que aún no ha decidido si aplicaría los aranceles a esa canasta de productos, lo que estaría influido por curso de las negociaciones y el proceso legal de consulta pública.

Comentarios sobre aranceles

Estados Unidos inició este lunes el proceso para poder imponer aranceles a un nuevo paquete de mercancías chinas. Como parte de esa acción, la Oficina de Representación Comercial de Estados Unidos celebrará una audiencia pública el 17 de junio, seguida de una semana más para comentarios, lo que significa que la acción más temprana posible para los aranceles será el 24 de junio. Esto podría dar margen a una posible reunión entre los mandatarios de los dos países.

Trump dijo que se reunirá con sus pares de China, Xi, y de Rusia, Vladimir Putin, en la cumbre del G20, que tendrá lugar en Osaka, Japón, los días 28 y 29 de junio.

Nueva lista

Los productos de la nueva lista incluyen “esencialmente todos los bienes que actualmente no están cubiertos” por las rondas anteriores de aranceles contra China. Abarca desde leche y productos animales hasta acero y aluminio.

La lista propuesta excluye productos farmacéuticos, artículos médicos selectos, materiales de tierras raras y minerales críticos.

Se reunirán en Canadá

Márquez y Freeland hablarán sobre aranceles y T-MEC

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, sostendrá una reunión de trabajo con la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, este martes en Toronto, Canadá. “El propósito del encuentro será pasar revista de los temas prioritarios de la relación económica bilateral, entre los que destaca el estado que guarda el proceso de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en sus respectivos países”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado.

Márquez ofrecerá detalles acerca de la reforma laboral recientemente aprobada por el Congreso en México y sobre sus implicaciones para los trabajadores al garantizarles “justicia laboral y libertad sindical”.

Asimismo, añadió, ésta será la oportunidad para compartir la forma en la que la nueva ley laboral, en vigor desde el 2 de mayo, es “congruente con los compromisos de México en el T-MEC”. También analizarán el impacto de los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y aluminio provenientes de México y Canadá, bajo la sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de 1962 de Estados Unidos.

Ambas funcionarias evaluarán el impacto que han causado las represalias que tanto México como Canadá impusieron a productos originarios de EU como respuesta a esta acción e intercambiarán opiniones sobre los avances de los casos que ambos países iniciaron ante la OMC sobre el particular. Este es el primer encuentro oficial que se realizará entre Márquez y Freeland después de la reunión que sostuvieron junto con otros miembros del equipo de transición en octubre del año pasado.

[email protected]