Pese a las dudas que habían surgido por el largo análisis que hizo la Fiscalía Nacional Económica (FNE) respecto de la propuesta de Uber para quedarse con el control de Cornershop, la operación se autorizó sin condiciones.

“Con los antecedentes allegados durante la investigación, la FNE llegó al convencimiento, dentro del plazo legal, de que la operación no reduce sustancialmente la competencia y, en consecuencia, no puede afectar negativamente, en términos de acceso, precio, cantidad o calidad, las condiciones de uso de las plataformas de servicios de última milla de supermercados y en los otros mercados en los que participan las partes en Chile”, dijo el organismo.

Fueron casi seis meses de análisis, donde distintos actores del mercado participaron en el proceso. Esto motivó a la autoridad de libre competencia a iniciar la segunda fase de la investigación, dado que de forma preliminar se estimó que la operación podía generar riesgos sustanciales para la competencia.

Tanto Uber como Cornershop valoraron la decisión y a través de un comunicado ambos demostraron su entusiasmo. Eduardo Donnelly, gerente general de Uber Eats para América Latina, señaló que “estamos muy entusiasmados por este paso que nos acerca a nuestro objetivo de ser la plataforma del día a día de las personas, sumando la intermediación de compras y entregas de supermercado a domicilio a millones de usuarios de Uber alrededor del mundo.”

Mientras que Oskar Hjertonsson, fundador y CEO de Cornershop, comentó que “no podríamos estar más entusiasmados de trabajar junto con Uber para llevar nuestra misión aún más lejos”.  En octubre del 2019, Uber anunció el acuerdo para adquirir la participación mayoritaria de Cornershop, start-up chilena también presente en Brasil, Canadá, Colombia, Perú, México y Estados Unidos.

La adquisición está aún sujeta a las aprobaciones regulatorias de las autoridades de competencia mexicanas. En el comunicado emitido por ambos, detallaron que después del cierre de la inversión, que se espera ocurra en los próximos meses, Cornershop continuará operando bajo su actual liderazgo, reportando a un directorio con representación mayoritaria de Uber.