Comerciantes de la Central de Abasto pidieron a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que el coordinador de este centro, Héctor Ulises García, deje el cargo de administrador general del Fideicomiso del mismo, además de que se transparente el manejo de recursos.

Los comerciantes pidieron que se transparente el manejo de dinero, ya que solo por el rubro de concesiones de estacionamiento y baños de la Central ingresan aproximadamente un millón de pesos al día y no se reflejan en infraestructura, ni servicios.

En lo que llamaron una reunión sin precedentes en la historia de la Central de Abasto de la Ciudad de México, los comerciantes indicaron que para ese acuerdo se convocó a industriales y empresarios que representan 85% de la superficie de la Zona Norte y Bodegas de Transferencia, presidentes de asociaciones y organismos.

Así como a la Representación Privada del Comité Técnico, con quienes se acordó solicitar a Claudia Sheinbaum que se respete el contrato fiduciario del Fideicomiso para la construcción y operación de la Central de Abasto (Ficeda), para que los citados cargos no sean ocupados por una misma persona.

En un comunicado, destacaron que de acuerdo con experto en el Fideicomiso, César Augusto Fragoso García, que una misma persona ocupe los dos cargos viola claramente el contrato del Ficeda, además de contaminar la acción de gobierno que recae en el cargo de coordinador e impide la transparencia.

Recordaron que en los 36 años que tiene de operación la Central, sólo el entonces jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador, respetó dicho contrato y dividió en dos personas los cargos de coordinador y de administrador, los cuales hoy ocupa sólo Héctor Ulises García, nombrado por Sheinbaum con el primer cargo.

Además, destacaron que el Fideicomiso no es un ente público sino privado, ya que la Secretaría de Finanzas capitalina no tiene participación, por ello es que el 15 de febrero de 2013 la Gaceta Oficial del Distrito Federal publicó la baja del padrón de entes obligados al cumplimiento de la Ley de Transparencia.