El grupo Cencosud busca sorprender al mercado: la firma presidida por Horst Paulmann lanzará un nuevo formato de locales con el que busca competir de lleno en la industria de las tiendas de conveniencia; una fórmula muy desarrollada en Europa y cuyo ícono en Chile es la mexicana Oxxo.

La cadena tendrá una nueva marca, que se sumará a los supermercados Jumbo y Santa Isabel, parte del conglomerado liderado por el argentino Matías Videla.

Al interior de la empresa se destaca que el nuevo modelo de tiendas no existe en Chile ni en Latinoamérica. “Es un formato muy innovador, orientado a un público muy particular. Realmente será algo muy potente para Chile y, lo más probable, es que sea replicado luego en otros países de la región por nuestros competidores”, dice una alta fuente de la compañía que pide reserva.

El anuncio lo realizó el jueves, cuando la firma entregó detalles de su nuevo plan de inversiones para 2021.

Este formato –destacan conocedores— es mérito de Videla y su equipo, quienes están empujando innovaciones. En administraciones anteriores se había intentado impulsar un proyecto de estas características, pero finalmente no había prosperado ya que el objetivo era concentrarse en supermercados e hipermercados.

Además, Videla había logrado convencer a Paulmann de vender una parte del negocio que la empresa tiene en Brasil, con una apertura a bolsa que se espera se concrete durante este año.

Antes, había conseguido formar una alianza con la aplicación Cornershop (luego de que Walmart decidiera desahuciar su acuerdo).

La competencia

El negocio de las tiendas de conveniencia se ha convertido en un nuevo campo de batalla entre las grandes cadenas de supermercados a nivel global.

Este formato es el que ha experimentado el mayor crecimiento en los últimos años en el mundo, y en Chile, debido a las restricciones que se han impuesto a las grandes salas y a que los clientes prefieren locales pequeños para compras diarias.

Además, y producto de la pandemia, varias cadenas internacionales han destinado parte de estos locales como pequeños centros de bodegaje para las ventas online.

En medio de todo esto, el mercado de tiendas de conveniencia se ha reordenado. A fines de 2020, el grupo Femsa (propietario de la cadena Oxxo y las farmacias Cruz Verde) acordó comprar la cadena OK Market a SMU (matriz de Unimarc, ligada a Álvaro Saieh).

Los mexicanos aterrizaron en 2016 en Chile con la compra de los locales Big John, cadena creada por el empresario Juan Pablo Correa. El grupo azteca es el líder del negocio en su país con más de 13,000 locales.

Otro actor internacional que llegó a competir es la colombiana Justo & Bueno, que el año pasado selló la adquisición de la empresa local Erbi.

Pero, en Chile y el mundo, el mercado de las tiendas de conveniencia se divide entre locales a la calle y las adosadas a las estaciones de servicio.

En el segundo grupo se han fortalecido los locales de Copec, Shell y Petrobras, entre otros.

Se estima que ambos nichos mueven más de 700 millones de dólares al año. No obstante, aún está lejos de los cerca de 15,000 millones de dólares que mueve la industria de los supermercados cada 12 meses en el país.

kg