La cementera mexicana Cemex anunció la adquisición de una nueva draga flotante en su cantera Rogätz, a unos 100 kilómetros al suroeste de Berlín, con la que busca fortalecer sus operaciones en Alemania.

Cemex, con negocios en más de 50 países, no ofreció detalles del monto de la compra en un comunicado, pero dijo que se trata de la inversión individual más grande que realiza en una planta de grava en los últimos 10 años.

"Con esta importante inversión, nuestra empresa fortalece su posición en el mercado metropolitano de Berlín y asegura la disponibilidad a largo plazo de valiosas materias primas minerales", afirmó Rüdiger Kuhn, vicepresidente de Materiales para Europa Central de la compañía, citado en el documento.

Con una capacidad de transporte de 400 toneladas por hora, la nueva draga reemplazará una unidad que se había quedado obsoleta y será utilizada para la extracción de arena y grava que serán transformadas en materia prima.