Carlos Salazar Lomelín estará un año más al frente de Consejo Coordinador Empresarial (CCE), luego de que la comisión ejecutiva de ese organismo determinara proceder bajo el mecanismo de reelección automática.

Al concluir este encargo, el empresario regiomontano habrá completado un período de tres años al frente de la mayor cúpula empresarial del país, de la cual tomó las riendas en febrero del 2019, sucediendo a Juan Pablo Castañón, quien también estuvo tres años al mando.

“El Consejo Coordinador Empresarial informa que, por acuerdo de la Comisión Ejecutiva de este organismo, durante la sesión anual de Planeación Estratégica, se determinó proceder bajo el mecanismo de reelección automática de su Presidente, Carlos Salazar Lomelín, para cumplir un tercer y último año al frente del organismo. Esto, a iniciativa de los miembros de la Comisión Ejecutiva, y en los términos de los artículos 12 y 20 de los estatutos que rigen al CCE”, informó el organismo ayer 15 de abril.

El CCE es el máximo órgano de representación del sector privado en México, y agrupa a las 12 organizaciones cúpula empresariales del país, que en su conjunto aglutinan a más de 2,000 asociaciones, cuyos integrantes están vinculados a la generación de 80% del Producto Interno Bruto del país.

“Durante la sesión, los presidentes que conforman el CCE reconocieron su liderazgo y compromiso al frente del organismo. Asimismo, destacaron el importante rol del sector empresarial en la discusión pública de los próximos meses, y renovaron su compromiso con una agenda que permita apoyar la reactivación económica, afrontar la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 y el desarrollo del país”, dijo el CCE.

Originario de Monterrey, Nuevo León, Carlos Salazar Lomelín es un economista egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey que hizo una carrera de casi 45 años en la empresa regiomontana Fomento Económico Mexicano (FEMSA), firma a la que ingresó en 1973 y en la cual ocupó varios cargos directivos, incluyendo la dirección general de FEMSA Cerveza de 1992 a 1999, de Coca-Cola FEMSA del 2000 al 2013 y de FEMSA, del 2014 al 2018.

Los momentos de Carlos Salazar

1.Inversión en infraestructura. En noviembre del 2019 y noviembre del 2020, el gobierno y el CCE anunciaron dos paquetes de inversión privada en obras de infraestructura, con una inversión total por 525,000 millones de pesos.

2.Acuerdo de gasoductos. En agosto del 2019 el CCE participó en la renegociación de cinco contratos de gasoductos con las empresas Grupo Carso, IEnova, TC Energía, luego de que la CFE acusara que se trataba de contratos leoninos para el Estado.

3.Condena a falta de apoyos por pandemia. A lo largo de abril y mayo del 2020 el CCE emitió críticas severas ante la negativa del presidente López Obrador a contratar deuda pública para impulsar la economía en medio de la crisis del Covid-19; presentó también una serie de recomendaciones de política que fueron ignoradas por el Ejecutivo.

4. Reforma de pensiones. En julio del año pasado el gobierno y la iniciativa privada anunciaron conjuntamente una propuesta para reformar el sistema pensionario del país, que eleva las aportaciones patronales y permitirá que más mexicanos accedan a una pensión.

5.Condena a la reforma eléctrica. Tras la iniciativa presentada por el Ejecutivo para favorecer el despacho de electricidad de la CFE, en perjuicio de los privados, el CCE alertó que los cambios tendrán un costo para el país de 63,000 millones de pesos anuales.

6.Acuerdo de subcontratación. En noviembre del 2020 el CCE negoció congelar una iniciativa presidencial para prohibir la subcontratación laboral, que finalmente fue aceptada el pasado 5 de abril, gracias a que el gobierno aceptó que se tope el reparto de utilidades a los trabajadores.

7.Nueva imagen del CCE. El organismo presentó su nueva imagen, dejando atrás su logotipo cuadrado y verde que estuvo vigente por 45 años para adoptar una nueva tipografía roja. El objetivo es acercarse a las nuevas generaciones de empresarios.

empresas@eleconomista.mx