El sector comercio en pequeño prevén caída de 25% en las ventas durante los días de la celebración del Día del Padre, derivado de los recortes en la burocracia que han llevado al desempleo en el primer semestre del presente año, sumado a la desaceleración de la economía y la peor crisis de inseguridad.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) afirmó que la festividad del día del Padre se presenta con signos “grises” en el estado de consumo de la población. “La inseguridad y el incremento de la delincuencia en la Ciudad de México merman la economía de la capital y la actividad empresarial en todos sus niveles”.

Frente a este escenario, los empresarios prevén una derrama económica de 544 millones de pesos en el comercio en pequeño de la Ciudad de México, cuando en el 2018, las ventas fueron por 725 millones de pesos.

De acuerdo con un sondeo de opinión de la Cámara, dentro del estimado de la derrama económica, un 25% de los empresarios esperan un aumento en las ventas, que implica un gasto mínimo de 500 pesos y uno máximo de 2,200 durante todo el fin de semana para aquellos que piensan invitar a los papás a un restaurante.

Menciona que una opción de dar un regalo es: una felicitación en redes sociales, hacer una llamada telefónica, visita familiar, realizar un paseo, reunión familiar, invitarlo a un restaurante o bar. Con un gasto mínimo de 400 pesos. Y uno máximo de 1,400 pesos.

Como otras opciones, realizar una fiesta, hacer alguna actividad deportiva o recreativa, contratar un grupo musical e invitarlo a algún concierto o al cine, y por ultimo invitarlo a bailar.

La Canacope lamentó que la austeridad Republicana esté afectando a las ventas, pues los recortes en la burocracia han incrementado el desempleo en México.

“Tan sólo 6,319 empleos nuevos creados durante el mes de abril en la Ciudad de México, según datos del IMSS. 6,022 empleos menos que en marzo, cuando se crearon 12,341. Y todavía 8,565 empleos menos que en febrero, que dejó 14,884 nuevos trabajos. A la vez que se mantienen las cifras reportadas por el INEGI, durante su última evaluación: con una tasa de desempleo que continúa en el 3.6% a nivel nacional y de 4.7% en la Ciudad de México”, explicó el dirigente del organismo privado, Federico Pérez.

Con la expectativa de que esta cifra se incremente durante la próxima evaluación, dada la reciente crisis en el sector de la construcción, con cerca de 200 proyectos inmobiliarios detenidos, que provocaría la pérdida de más de 100,000 empleos.

“Recalquemos que la inversión en infraestructura es principal medio para generar riqueza y bienestar social”, estableció.

En tanto, lamentó que la Ciudad de México enfrente “su peor época en inseguridad”, por el incremento del 271% en casos de plagio (de secuestros) en comparación con el año anterior, según datos emitidos por el propio Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública.