Fundada en el 2011 en Madrid, Cabify surgió como una alternativa para mejorar la movilidad en las ciudades, así como ofrecer una conexión segura entre el usuario y el conductor. La empresa tecnológica rápidamente se extendió a América Latina y se adecua a las particularidades de las más de 130 ciudades en las que opera.

En entrevista con Natalia Gutiérrez, representante del Departamento de Responsabilidad Social a nivel global, expresó que la estrategia de sostenibilidad de la empresa está dividida en varias líneas de acción y que su estructura de Responsabilidad Social Empresarial se apalanca en dos personas, pues “hemos entendido que la sostenibilidad y responsabilidad social sólo pueden vivir en una compañía cuando somos transversales en la visión y las decisiones que se toman en el día a día de la organización; es decir, no queremos figuras de responsabilidad social ni equipos enormes porque creemos que la verdadera transformación se da cuando esta noción del impacto que generan mis decisiones se promueve en todos los países, por todas las personas, por todos los equipos”.

Asimismo, detalló que la estrategia de sostenibilidad está enfocada en varias líneas de acción, por ejemplo, en el de “gobernanza y diversidad, nuestro compromiso es tener estándares de comportamiento que lideren en la industria desde el punto de vista de ética, transparencia, diversidad, con enfoque en la inclusión de género en los sectores que son mayoritariamente masculinos: tecnológico y el del transporte, y tener un impacto real en todo lo que tiene que ver con inclusión de grupos vulnerables, poblaciones que han sido discriminadas o que han quedado fuera de la movilidad”. Por esta razón, la compañía está trabajando con mucho ímpetu para integrar a las mujeres en los espacios de trabajo, además de impulsarlas para que decidan estudiar carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por su sigla en inglés), pues al ser materias en las que impera el sexo masculino, las mujeres en enfrentan con más barreras para continuar con sus estudios. También, en alianza con Fundación Everis, “firmaron un convenio de colaboración que permitirá duplicar el número de beneficiarios de dos de los programas de la fundación: mentorización para chicas adolescentes y formación gratuita en tecnologías digitales para niños y jóvenes en riesgo de abandono escolar”.

Cuidado ambiental

La compañía tecnológica está comprometida con el cuidado al medio ambiente, por lo que está alineada con la Agenda 2030 y comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en específico el Objetivo 13: Acción por el Clima, por lo que se convirtió en “la primera plataforma de Movilidad como Servicio (MaaS, por su sigla en inglés) de Europa y América Latina en compensar 100% de las emisiones de carbono producto de su operación”. De acuerdo con Natalia, también “tenemos la iniciativa Carbón Neutral, esto quiere decir que medimos la huella de carbono de los viajes y estamos trabajando en reducirla con programas enfocados en proyectos de hibridación y electrificación de las flotas vehiculares. Por el momento, nuestros proyectos tienen lugar en el Amazonas porque es la principal fuente en el planeta de compensación de huellas de carbono, pero estamos buscando proyectos también en México que nos permita hacer esa compensación de una forma un poco más local”. No obstante, Natalia expresó que algunos de los retos a los que se ha enfrentado al momento de implementar sus estrategias se deben a que son una empresa disruptora desde el modelo de negocio, pues “somos una plataforma donde convergen oferta y demanda. Entonces, en ese sentido, todavía la regulación es muy incipiente si nos damos cuenta de que, como empresa tecnológica, cualquier cosa que queremos hacer va por delante de los avances en las regulaciones, por lo que nos hemos tenido que adecuar y proponer en diferentes países alianzas público-privadas. Lamentablemente, la infraestructura de las ciudades donde operamos todavía no está tan avanzada para que nosotros podamos dar más pasos al respecto de verificación de vehículos; los mercados todavía no son suficientemente maduros”.

Finalmente, Natalia Gutiérrez mencionó que son una empresa que se plantea metas a largo plazo, además de que la vision de sostenibilidad siempre está presente, por lo que continuarán esforzándose para tener un impacto positivo en las ciudades, debido a que, en palabras de Natalia, “nos gusta hacer y después contar”.

[email protected]