Corea del Sur manifestó su interés de formar parte del Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica (CPTPP, por su sigla en inglés), ubicándose como el primer país en hacer este planteamiento tras la salida de Estados Unidos de ese bloque.

Cuando estaba integrado Estados Unidos y entonces se llamaba Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), varias naciones manifestaron su interés de formar parte del grupo, entre ellos Indonesia, Corea del Sur, Filipinas, Colombia, Costa Rica y Reino Unido, además de Taiwán.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, informó que Corea del Sur ya trasmitió oficialmente esta intención y refirió que los nuevos integrantes del CPTPP sólo podrán iniciar el proceso formal de adhesión hasta que este tratado de libre comercio entre en vigor, lo cual se espera que ocurra entre finales del 2018 y principios del 2019, de conformidad con un objetivo fijado por los miembros actuales.

En cuanto a México, Guajardo dijo que la Secretaría de Economía propuso a la Presidencia de la República que el CPTPP sea presentado al Senado en marzo, para comenzar su proceso legislativo.

El CPTPP está conformado por 11 países: Australia, Brunei Darussalam, Chile, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam. Es una negociación comercial relevante por su nivel de ambición, la amplia gama de disciplinas que incluye, los altos estándares que establece en cada una de ellas y el número de países participantes de cuatro regiones geográficas (América del Norte, Sudamérica, Oceanía, y Asia).

En el 2014 Corea del Sur inició las consultas con los socios negociadores del TPP sobre la posibilidad de unirse, pero éste truncó el proceso con la salida de Estados Unidos.

Todos los integrantes del CPTPP también son miembros del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y han declarado que la expansión de la membresía probablemente se centrará primero en otros miembros de APEC, como Corea del Sur.

“Ya se recibió una solicitud de Corea del Sur para integrarse. Simplemente un país muestra su voluntad para integrarse y, a partir de esa voluntad, el resto de la membresía toma decisiones sobre la incorporación; ahora esto ocurrirá sólo después de que el acuerdo entre en vigor”, comentó Guajardo, en una conferencia de prensa en Los Pinos.

Corea del Sur decidirá si se une al CPTPP en la primera mitad del año, luego de analizar su impacto en la economía nacional y consultar con los estados miembros, dijo el ministro de Finanzas, Kim Dong-yeon, la semana pasada, según la agencia Yonhap.

“En la conferencia de prensa que tuvimos en Santiago de Chile (el pasado jueves), muchos países manifestaron la posibilidad de que en sus legislaturas o en sus procedimientos internos (el CPTPP) quede aprobado en el contexto del presente año; entonces, hay un escenario posible de que esté vigente hacia el cierre del 2018 o inicios del 2019”, previó Guajardo. Será hasta ese momento que las naciones del CPTPP estarán procesando las solicitudes para ser parte de la membresía.

El CPTPP incluye 30 capítulos, con disciplinas tradicionales como: comercio de bienes, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, servicios, inversión, entre otros, así como temas de siguiente generación como: disciplinas para empresas propiedad del Estado, comercio y trabajo, comercio y medio ambiente, propiedad intelectual, coherencia regulatoria, tratamiento a pymes y comercio electrónico.

Los partidarios del TPP argumentan que la salida de Estados Unidos podría dañar la competitividad de las firmas estadounidenses en el extranjero. Sus oponentes ven este abandono como una manera de reducir la competencia de importaciones y evitar posibles pérdidas de empleo.

Quienes están a favor del TPP ven beneficios como el incremento de los flujos de comercio y las inversiones una vez que el acuerdo entre en vigor; mientras que detractores del mismo critican que brinda mayores aportes a grandes empresas multinacionales frente a las pymes.

[email protected]