La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH)  aprobó este martes los planes de exploración en aguas profundas para cinco áreas operadas por Royal Dutch Shell en aguas territoriales mexicanas cerca de la frontera marítima de los Estados Unidos.

Los planes comprometen a la petrolera angloholandesa a invertir al menos 397 millones de dólares en los próximos cuatro años, pero si la perforación es exitosa, la inversión podría aumentar hasta unos 1,300 millones de dólares, según el regulador petrolero mexicano.

De acuerdo con la 31 Sesión Extraordinaria de 2019 del Órgano de Gobierno de la CNH, cuatro de los campos están en el área de Perdido y una en la Cuenca Salina, cuyo plan fue aprobado.

Shell ganó los derechos para explorar y producir nueve bloques en aguas profundas en el Golfo de México, en una subasta realizada por la CNH a principios del 2018.

Se espera que los planes de exploración para los restantes cuatro bloques de aguas profundas de la compañía sean presentados en breve, precisó el comisionado de la CNH, Sergio Pimentel, sin especificar la fecha. 

Por su parte la comisionada del organismo regulador del sector, Alma América Porres, comentó que muchos de estos pozos van a empezar a perforarse a finales de 2019, principios de 2020 y hacia adelante, además de que son áreas en algunos casos frontera.

“Perforar pozos después de un año y medio de iniciar trabajos en todas estas áreas, la verdad son tiempos récord en cualquier parte del mundo”, agregó la funcionaria.

erp