Acapulco, Gro.- Las operadoras petroleras que han llegado al país a partir de la reforma energética coinciden en que el marco legal con el cual firmaron sus contratos les permitirá trabajar con la nueva administración, aunque para sus planes de inversiones lo más deseable sería que continúen las licitaciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

A lo largo de sus intervenciones en el XIII Congreso Mexicano del Petróleo, directivos de empresas como la australiana BHP Billiton, la alemana DEA Deutsche, la estadounidense Shell y la francesa Total, explicaron que sus planes de inversión en el país tienen visiones de largo plazo, por lo que la coyuntura política no los ha frenado hasta el momento.

María Mordeus Hanssen, CEO de uno de los socios en farmout de Petróleos Mexicanos (Pemex): la alemana Deutsche Erdoel, aseguró que las revisiones de los contratos de las rondas petroleras no afectarán sus operaciones en México y por el contrario, darán certidumbre sobre el futuro de sus proyectos.

“Los posibles retrasos que pueden ocasionar estas revisiones están contemplados en nuestros esquemas de gastos. Igual que en el resto del mundo, ponderamos todos los factores posibles desde nuestro punto de vista cuando llegamos a un país”, aseguró en entrevista, “colaborar con distintos gobiernos y empresas es parte de este negocio, el riesgo siempre está presente, pero la oportunidad en México es demasiado positiva como para perder el optimismo”.

La sinergia con Pemex que es la empresa con mayor conocimiento del entorno de negocios y la geografía del país es un incentivo para que continúen con sus planes de invertir en el campo terrestre Ogarrio.

Steve Pastor, presidente de Operaciones de BHP Billiton, aseguró que el entusiasmo por perforar su primer pozo exploratorio en Trión, —el único contrato de asociación que tiene Pemex— se ha elevado por los estudios exploratorios que en los últimos meses han complementado los trabajos previos de la estatal. Sin embargo, más licitaciones podrían ampliar no sólo el potencial de negocios de la empresa, sino las reservas y posterior producción del país.

Por su parte, Jean Lassus Dessus, director de Operaciones en México de la francesa Total, que en asociación con distintas empresas tiene hoy siete bloques costa afuera en México de los cuales tres se ubican en aguas profundas y cuatro en aguas someras, aseguró que el Golfo de México es la región con mayor prospectiva de recursos hidrocarburos en el mundo y que la fracción mexicana es muy atractiva para cualquier trasnacional, por lo que suspender o incluso postergar más licitaciones limitaría las posibilidades de obtener ingresos y reforzar la seguridad energética de México.

Pablo Tejera, director de Upstream de la anglo holandesa Shell en México, que tiene nueve bloques en aguas profundas mexicanas, expresó que “nuestro deseo es continuar con las licitaciones. Han sido ejemplo de transparencia y rendición de cuentas en el mundo, como industria por supuesto que nos interesa que se mantengan”, dijo.

abr