El Pleno de la Comisión Federal de Competencia (CFC) confirmó la multa por 150 millones de pesos a las seis farmacéuticas sancionadas por prácticas anticompetitivas en la venta de medicamentos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), luego de que las empresas afectadas presentaron un recurso de reconsideración.

Ante tal resolutivo, dos de las farmacéuticas involucradas en el caso Eli Lilly y Probiomed, informaron que acudirán a los tribunales del Poder Judicial, en donde confían ganar para hacer valer su inocencia.

Niegan acusaciones

En entrevista, Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, dijo que la

reacción de las compañías de negar su participación en prácticas anticompetitivas es normal y ninguna empresa ha reconocido las acciones en los cinco años que lleva al frente del organismo, por lo que sentenció: Esto no se acaba hasta que se acabe en los tribunales, y no me extraña... .

En febrero pasado, la CFC resolvió que las empresas Eli Lilly y Compañía-México, Laboratorios Cryopharma, Probiomed y Laboratorios Pisa habían conspirado durante los años 2003 al 2006 para eliminar la competencia en las licitaciones de insulina humana.

Probiomed presentará los argumentos y pruebas correspondientes al caso ante el Poder Judicial de la Federación, para demostrar que no ha ocasionado afectación alguna al IMSS, que es nuestro cliente y a quien nos debemos de manera especial. Probiomed se apega de manera total y estricta al proceso de compras de dicha institución gubernamental, cuyas adquisiciones están reguladas por la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

A través de un comunicado, la farmacéutica Eli Lilly establece que la sanción en su contra no tiene sustento legal, debido a que la CFC no ha podido comprobar la existencia de un arreglo o convenio de la compañía con otras empresas participantes en las licitaciones del IMSS, tal y como lo establece la legislación en la materia.

Pérez Motta dijo que el expediente está blindado porque está sustentado.

A pesar de que digan que es caso débil, como economista (de profesión) no me imagino cómo puede darse un resultado de libre mercado sin que haya un acuerdo entre los operadores, en donde básicamente todos los operadores terminen con una participación de mercado muy parecida, ganando y perdiendo con números parecidos. A mí que me digan cómo se explica eso. Además de la comunicación que se dio entre las empresas , cuestionó Pérez Motta.

[email protected]