El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pactó con el titular de Economía, Ildefonso Guajardo, someter a revisión el proceso de desgravación arancelaria que decretó el gobierno calderonista en sectores como el agroindustrial, químico, calzado y textil, entre otros sensibles, con el fin de echar atrás la eliminación de aranceles que saquen de competencia a México.

La próxima (esta) semana vamos a tener a todos los sectores que fueron afectados para generar un acuerdo marco y una política para definir en qué productos se está de acuerdo, en que haya baja de aranceles y dónde definitivamente no, porque hay afectación a sectores de la economía y sobre todo al empleo de los mexicanos. Eso es lo que le vamos a presentar al secretario de Economía , informó Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE.

Al término de la reunión privada –el viernes pasado- que sostuvieron con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el líder empresarial sostuvo que en enero se conformarán los grupos de revisión y el objetivo es revertir, si se comprueban las afectaciones.

En entrevista posterior, el titular de la Secretaría de Economía expresó: Les comenté que la estamos analizando con los sectores respectivos, que son el agrícola y el petroquímico, donde muchas de estas acciones eran sobre picos arancelarios que realmente al bajarlos no muerden ni tienen un efecto directo, pero queremos estar seguros de en qué sectores hay sensibilidades para platicarlos con la industria y establecer alguna agenda para apoyarlos .

HERENCIA CALDERONISTA

Y es que durante la última semana del sexenio de Felipe Calderón se decretó la reducción arancelaria gradual a cerca de 500 fracciones de los sectores agroalimentarios y químicos, hasta llegar a 5% de gravamen, bajo el argumento de que se daría competitividad a los sectores.

No obstante, el reclamo de la industria surgió de inmediato, argumentando que sólo daría preferencias a Brasil y a China.

En su primera reunión con el sector privado, el Secretario de Economía dialogó sobre una agenda amplia, lo primero que platicamos fue un poquito del diseño técnico de lo que vienen a ser las principales acciones del gobierno en materia económica , aseveró.

Guajardo dejó claro que la política industrial estará diseñada en función de un modelo de apertura comercial planeado desde hace más de 20 años, que si bien no ha tenido el éxito pretendido, derivado de las tasas de crecimiento bajas, partirá de dos vertientes: atender el mercado interno sin descuidar el externo.

[email protected]