El regulador antimonopolio brasileño Cade aprobó que el banco mexicano Inbursa compre cerca de un 33.0% de la unidad brasileña de la empresa de tecnología de pagos Global Payments Inc.

Inbursa, controlada por la familia del empresario Carlos Slim, quiere tener un negocio que procese transacciones con tarjetas en Brasil a través de Banco Inbursa SA.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (Cade) dijo que Inbursa le informó de que Global Payments y la filial brasileña del grupo de telecomunicaciones América Móvil -también propiedad de Slim- podrían crear una alianza en el futuro.

El valor de esta operación no se reveló.