Bimbo invertirá cerca de 30 millones de euros en su planta de Puente Genil, Córdoba, para  la puesta en marcha de una línea destinada a la producción de bollería salada, cuya categoría "supondrá un salto cualitativo en la mejora de la calidad, eficiencia y los niveles de sostenibilidad medioambiental durante el proceso de elaboración", según ha informado la compañía alimentaria. 

Igualmente, Bimbo destaca que esta nueva línea va a permitir un aumento significativo de su capacidad productiva de esta categoría de productos, en una "clara apuesta" por el mercado actual de bollería salada y por la captación de nuevos clientes. 

La reforma que va a realizarse en la planta de Puente Genil está prevista que comience en el último cuatrimestre del año, ya que se espera iniciar la puesta en marcha de la línea durante el segundo semestre de 2020. Esta inversión, se suma a otras que Bimbo ha ido realizando en los últimos años en la instalación de nuevas líneas y adecuación de las existentes para incorporar nuevas tecnologías y lanzar más productos. 

El 15 de julio, Bimbo inyectó 620 millones de euros en su filial española, Bakery Iberian Investments, afectada desde 2014 por continuas pérdidas. Las pérdidas en 2017 alcanzaron los 226 millones de euros. Entre las causas que explican el deterioro de los resultados de 2017, figura la situación en Venezuela. Su negocio en ese país supuso un impacto negativo de 44.5 millones, indicó la compañía. 

Grupo Bimbo cuenta con más de 137,000 colaboradores. En 2018 alcanzó ventas por 15,000 millones de dólares, como ha indicado la compañía. Tiene 198 plantas de producción y más de 1,700 centros de venta localizados en 32 países de todo el mundo. Además, produce 13,000 productos bajo otras marcas en categorías como pan de caja fresco, galletas, pasteles, productos empacados y hasta tortillas.

erp