La empresa alemana Basf pidió este jueves a un tribunal federal retirar los cargos y falsas insinuaciones que Pemex Exploración y Producción (PEP) incluyó en una demanda que presentó a principios de este mes.

" BASF defenderá vigorosamente este caso y espera que las acusaciones infundadas de Peme sean desestimadas en su totalidad , dijo David Stryker, Vicepresidente Senior y Consejero General de BASF Corporation.

Y es que la demanda de Pemex por extorsión alega que BASF adquirió gas natural condensado de la paraestatal sabiendo que dicho gas había sido robado en México por la delincuencia organizada. Específicamente, la demanda alega que BASF " directamente ayudó y alentó. . . al robo y a la violencia " y, a continuación implica que BASF compró el gas condensado sabiendo que era robado y que conspiró con los criminales.

BASF también pidió a la corte descalificar y retirar del caso a la firma de abogados Jones Day, que representa a Pemex. Esa misma firma de abogados representa a una entidad de BASF en un juicio pendiente en otro tribunal federal de Texas.

apr