En el estado de Baja California se concentra casi 90% de la producción del vino de mesa que se produce en México y Barón Balch’é es una de las empresas cachanilla que ha puesto el nombre de los vinos mexicanos en alto a nivel internacional.

Esta empresa nació en 1997 con la adquisición de aproximadamente 20 hectáreas de viñedos en el Valle de Guadalupe, en Mexicali. Inició su primera venta en el 2001 con una producción de 2,500 cajas de vino blanco, rosado y tinto, y actualmente la propiedad concentra 80 hectáreas y tiene una producción de 11,000 cajas anuales.

CATAN LAS DELICIAS DEL ÉXITO

La viticultura y la enología mexicana están en ascenso, si seguimos a este ritmo lograremos grandes etiquetas de vino mexicano, aunque uno de los retos de la producción de vino es la competencia leal y desleal, por eso tenemos que trabajar en conjunto como sector para aumentar la calidad de nuestros productos, pues 70% del vino de mesa que se consume en nuestro país sigue siendo extranjero , dijo Jesús Rivera, enólogo de la compañía.

Depender de la importación de maquinaria y materia prima como barriles, levadura, corchos y envases traídos de Europa y Estados Unidos son otras de las dificultades para sacar avante a la industria, reconoció.

Es por eso que a través de su página de Internet, Barón Balch’é ofrece conferencias, catas y chats para hablar de sus productos en el país. Gracias a esta estrategia, la empresa tiene presencia en el Distrito Federal, Monterrey, Baja California Sur, Cancún, Michoacán y Veracruz. Para el 2014 busca posicionarse en el mercado chino y estadounidense, aunque ya lo conocen en España y Bélgica.

[email protected]