En medio de la pandemia del Covid-19 y de un mercado interno contraído en 30%, la empresa automotriz China MG anunció su llegada a México, donde apuesta a no sólo la venta de autos ligeros, sino también de camiones y vehículos verdes en los próximos tres años.

Al presentar tres productos, dos SUV y un compacto, la automotriz ex inglesa y ahora propiedad de la china SAIC Motors, tiene el reto de alcanzar el 1.5% de participación en el mercado mexicano para los próximos 12 meses, bajo el modelo de precio-valor, dijo José Ángel Sánchez, director de ventas de MG México.

La marca arrancará ventas a través de seis distribuidores a partir de este mes en la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León y Quintana Roo; entre noviembre y diciembre sumará otras 11, para cerrar el 2020 con 17 puntos de ventas, con presencia en los estados de Jalisco, Veracruz, Tabasco, San Luis Potosí, Nuevo León y Coahuila, al realizar la inversión por 340 millones de pesos.

Con una tasa de interés de 5.5% y sin comisión por apertura, MG otorgará financiamientos de la mano de Banorte.

Josimar Hernández, gerente de producto de MG, dijo que la empresa llega a México con productos con tecnología, donde “todos competimos por una parte del mercado”.

De acuerdo con estimaciones de la AMDA, el mercado mexicano podría cerrar el 2020 con la caída en ventas cerca al 29% y la industria colocaría cerca de 945,000 autos, de modo que tardará cuatro años en recuperar sus niveles de venta previos al covid.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx