De febrero a la fecha, la industria ha recibido 500 solicitudes de empresas para emplear el distintivo Hecho en México, sin embargo, se trabaja aun en las reglas para garantizar el registro y cuidado de la marca por parte de las empresas.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), que encabeza Manuel Herrera, explicó que serán las cámaras y sus organismos quienes definan los lineamientos y el grupo de trabajo para designar la norma.

Durante una reunión en Concamin, los representantes de los diversos sectores y regiones productivos en México acordaron analizar los avances para la creación, el establecimiento y uso de la Norma sobre el distintivo Hecho en México, así como integrar grupos de trabajo que permitan el establecimiento de lineamientos generales por sector productivo, con el apoyo de Cámaras y Asociaciones.

Manuel Herrera reiteró que los objetivos generales para promover el uso del distintivo entre empresas mexicanas son los de fortalecer el mercado interno, favorecer la competitividad de los productos nacionales y fomentar su consumo, ofrecer una identificación fácil para los consumidores de los productos hechos en nuestro país, así como diferenciar productos nacionales frente a los que provienen del extranjero.

Si bien en una primera etapa los requisitos para la obtención del sello estarán relacionados con el origen de los insumos, procesos y productos terminados, la intención es avanzar en el futuro hacia un reconocimiento de calidad a nivel internacional, que dé valor agregado a las empresas, similares a los distintivos de las empresas socialmente responsables.

Francisco Reed Martín, presidente de la Comisión de Normalización y Evaluación de la Conformidad de Concamin, explicó que derivado del acuerdo emitido por la Secretaría de Economía el pasado 24 de febrero, donde se establecen los requisitos para otorgar el uso, licencia y sublicencia de la marca, se conformó un grupo de trabajo integrado por organismos de normalización para desarrollar el Proyecto de Norma Mexicana Hecho en México, buscando reglas claras para garantizar el registro y cuidado de la marca por parte de las empresas.

Por su parte, el director de Operaciones del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, Rodrigo Bustamante, destacó la importancia de avanzar en el corto plazo hacia el establecimiento de la norma y la emisión de los distintivos correspondientes, pues los últimos datos disponibles sobre el consumo de productos importados y los de origen nacional alertan sobre la necesidad de sensibilizar a la población sobre la importancia de consumir productos mexicanos, así como la de contar con un sello Hecho en México que pueda ser adoptado por cualquier tipo de empresas a través de un proceso sencillo.

erp