Entre 2014 y 2015, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) destinó más de 500 millones de pesos para incentivar inversiones y fortalecer la infraestructura de establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF).

El coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, inauguró un rastro TIF porcícola en Comondú, Baja California Sur, en el que se invirtieron 13 millones de pesos con recursos de los tres niveles de gobierno, así como de la iniciativa privada.

De acuerdo con un comunicado de la dependencia, con este rastro -único en su tipo en la región- se reconoce el esfuerzo y compromiso de los productores y agroempresarios de Baja California Sur.

NOTICIA: Querétaro ejercerá 475 mdp para el campo

Proyectos como éste, agregó el funcionario federal, deben ser un modelo en otros estados con el objetivo de ser más productivos y competitivos para ofertar carne de cerdo con altos estándares de calidad y sanidad en los mercados nacional e internacional.

Indicó que actualmente las exportaciones de carne de cerdo rebasan ya las 110,000 toneladas con un valor cercano a los 500 millones de dólares, a mercados tan lejanos y exigentes como Corea, Japón, Estados Unidos y países de Europa.

Gurría Treviño subrayó que este rastro TIF porcícola será un detonador de desarrollo en la región y, por ello, para la Sagarpa es importante brindar acompañamiento a jóvenes emprendedores con compromiso y responsabilidad.

NOTICIA: Combatirán el robo y matanza de ganado

En el país existen cuatro tipos de Establecimientos TIF: los de sacrificio, de corte y deshuese, frigoríficos y de transformación, lo que incide en la salud pública, así como en el abasto y la competitividad.

El sello TIF es el sistema reconocido en el mundo para exportar cárnicos de origen mexicano, porque certifica el cumplimiento de los más altos estándares internacionales de inocuidad.

mfh