América Móvil presentó siete propuestas para aumentar la efectividad de la regulación asimétrica aplicable a Grupo Televisa como agente económico preponderante en radiodifusión, con el fin de mejorar la concurrencia y competencia en ese sector, dijo la empresa en un comentario al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

La manifestación de AMX se da en el marco de las opiniones que ha recibido el regulador para evaluar el alcance de la regulación asimétrica impuesta a Televisa y América Móvil como los preponderantes en radiodifusión y telecomunicaciones.

AMX plantea adiciones, modificaciones y reforzamientos a medidas regulatorias como el must carry y must offer, la compartición de infraestructura y de contenidos audiovisuales, los contratos de exclusividad con actores; el establecimiento de criterios para medir los ratings y alcance de audiencias y sobretodo, se pronuncia porque el IFT ordene a Grupo Televisa la desinvertir en Sky, además de que le imponga una separación funcional que alcance a su brazo de infraestructura, como el regulador ya ha ordenado para el brazo mayorista de Telmex, filial de América Móvil. 

El grupo AMX insiste en su propuesta de 124 páginas que la alianza comercial entre AT&T y Televisa para Sky puede generar conductas anticompetitivas y compartición de información sensible entre ambas empresas que termine por afectar a terceros agentes económicos en la industria de telecomunicaciones, principalmente en los mercados de banda ancha donde AT&T e Izzi Telecom concurren en servicios fijos y cuando AT&T está en capacidad de ofrecer contenidos audiovisuales a través de sus redes móviles

“Para evitar posibles conductas anticompetitivas, generación de acuerdos o compartición de información sensible entre el agente económico preponderante y AT&T, el agente económico preponderante deberá desinvertir toda su participación en el negocio relacionado con SKY, de tal manera que se evite un contacto entre el preponderante y agentes económicos oferentes en otros mercados que pudiera llevar a que el poder del preponderante en la oferta de servicios de televisión abierta y restringida contamine otros mercados dentro de la industria donde son competidores, como es el caso de banda ancha donde concurren Izzi y AT&T”.

Con este comentario, América Móvil retomó una idea que ya había sido tocado por el IFT en agosto de 2017, cuando dos comisionados propusieron establecer una cláusula que obligara a Televisa a vender Sky, cuando existieran pruebas de que hubiese incurrido en prácticas indebidas de mercado tras la concentración de Time Warner con AT&T, pues ésta última es dueña del 41% de Sky. 

En lo que toca a la separación funcional, AMX planteó la creación de una persona moral que preste los servicios de radiodifusión, más relacionado con los contenidos, y otra que se dedique a la compartición de infraestructura. Y cada empresa debería contar con órganos de decisión, administración y gobierno corporativo independiente al de Grupo Televisa, además de contar con un sistema contable y operativo apartado del agente económico preponderante.

América Móvil sostiene que Grupo Televisa cuenta con lo necesario para mantener hasta tres nuevas personas morales a partir de una separación funcional, de las que una de ellas puede dedicarse a la compartición de infraestructura, otra a la comercialización de los espacios publicitarios y otra a la producción de contenidos audiovisuales.

“Para mantener alineados los incentivos en el mercado hacia una verdadera competencia efectiva y eliminar una de las principales barreras a la entrada, el agente económico preponderante deberá separar funcionalmente la provisión de los servicios de televisión radiodifundida y los servicios mayoristas de uso compartido de infraestructura; de los servicios de producción, desarrollo, adquisición y comercialización de contenidos audiovisuales; así como de la venta de espacios publicitarios, mediante la creación de personas morales distintas a los concesionarios de servicios de televisión radiodifundida. Una de las personas morales prestará exclusivamente los servicios de producción, desarrollo, adquisición y comercialización mayorista de contenidos audiovisuales; y la otra prestará exclusivamente los servicios de venta de espacios publicitarios en las distintas plataformas tecnológicas”.  

En meses atrás, Televisa ha manifestado una intención de separar su negocio de telecomunicaciones en una spin off, ante los malos números de su negocio de radiodifusión, que incluso la ha obligado a poner a la venta su brazo de radio, pero hasta donde es conocido no ha planteado una separación funcional como la propuesta por América Móvil al regulador IFT en el marco de los comentarios sobre la afectividad de las medidas de preponderancia.