La desaparición del cobro de la larga distancia nacional significará un beneficio tangible para los usuarios desde el primer minuto del año 2015. Cualquier llamada a cualquier destino del país no será cobrado, según establece la nueva legislación a la industria de la radiodifusión y las telecomunicaciones.

De acuerdo con analistas del sector, todas las empresas del sector que proveen el servicio de larga distancia verán afectados sus ingresos; algunas más que otras. Sólo América Móvil con sus subsidiarias Telmex y Telcel podrá compensar más rápidamente los impactos, debido a que cuenta con la red más extensa del país y que será necesaria para el resto de los competidores en el transporte de sus datos.

Habrá, sin embargo, otros operadores que deberán modificar sus planes de negocio para solventar los golpes financieros que deriven de la eliminación de este cobro.

Alestra, Axtel, Maxcom, Megacable y otros serán de las compañías más expuestas con la desaparición del cobro de la larga distancia nacional (LD), coincidieron expertos consultados.

La larga distancia reportó el 9.53% de los ingresos de Axtel entre enero y septiembre del 2014; el 15.46% de las entradas de Alestra para el mismo lapso, de acuerdo con estimaciones de Mediatelecom Policy & Law.

Megacable no desagrega la larga distancia, pero en su reporte financiero al tercer trimestre del 2014 informa que la telefonía fija representa el 8% de sus ingresos. En cuanto a Maxcom, la LD reporta alrededor del 9% de sus ingresos.

Megacable acepta que debido a campañas comerciales más agresivas , ha perdido clientes en este segmento, el cual también representa el servicio de mayores desconexiones para esta empresa.

Por el servicio de larga distancia, Axtel ingresó 1,056 millones de pesos entre enero y septiembre, y en el tercer trimestre, sus ingresos en la categoría cayeron 8 por ciento. En el caso de Alestra, la compañía dejaría de percibir 817 millones de pesos en 2015 por esta eliminación.

Megacable reporta una baja del ARPU -consumo mensual por usuario- en su negocio de suscriptores de telefonía. La firma pasó un ARPU promedio de 184 pesos en el tercer trimestre del 2013, a 166 pesos por suscriptor en el mismo periodo del 2014. La eliminación del cobro de la LD nacional también pegará a este negocio de la compañía de telecomunicaciones.

Estimaciones del sector arrojan que los usuarios se ahorrar por año cerca de 19,000 millones de pesos por la desaparición del cobro de la larga distancia nacional. Los impactos se resentirán desde mediados del 2015.

El impacto podría reflejarse hasta mediados del primer semestre del 2015; sería un impacto que se vea progresivamente , estimó Jesús Romo, analista en telecomunicaciones.

Les va a pegar a todas las empresas y puede que más a Axtel y a Alestra. No queda más que ajustar las estrategias y ofrecer servicios por paquetes. La competencia será por ahí. Es verdad, no se va a cobrar larga distancia y esos costos de las empresas van repercutir en los paquetes. Más minutos, más datos, etc. Ahí podrán compensar, si calculan correctamente , agregó a su vez Miguel Flores Bernés, experto en temas competencia económica.

Los operadores por su parte tendrán que aplicar nuevas estrategias de mercado, como ofrecer nuevos paquetes de servicios o negociar tarifas de interconexión o renta de capacidad para el transporte de datos con el operador que tiene la red más grande.

Una tendencia en el sector es que la LD va de salida como parte de la oferta atractiva y los servicios de banda ancha o TV de paga se están volviendo más atractivos tanto para los consumidores como para las empresas. En una década, del 2002 al 2012 la LD pasó de ser la quinta parte de los ingresos globales del sector al 8 por ciento. Alestra y Axtel ofrecen LD, pero han mostrado interés en servicios de valor agregado: Alestra en servicios de TI para el sector corporativo y Axtel en TV de paga empaquetada con banda ancha , dijo Jesús Romo.

Axtel ha podido compensar en cierto grado las pérdidas por la larga distancia. Hasta septiembre pasado vio crecer en 16% sus ingresos por los servicios de datos, frente a la caída del 19% de los larga distancia.

Un problema para Axtel sería que Telmex modifique las tarifas de interconexión, lo que afectaría los ingresos de la telefónica, reconoce Axtel en uno de sus reportes financieros enviados a la BMV.

Mientras en otros países el proceso de eliminación de larga distancia lleva un proceso que permite a los operadores preparar y desarrollar servicios que compensen la pérdida de ingresos, en México la decisión fue prácticamente inmediata. Es cierto que la medida afectará los ingresos de Telmex, pero devastará las finanzas de operadores mucho más pequeños. Veamos un par de casos: Axtel y Alestra , dijo en un informe Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy & Law.

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mfh