Alestra, más dedicada al hospedaje de datos y a la prestación de servicios de telecomunicaciones para carriers, analiza la posibilidad de establecer una alianza o fusionarse con Axtel para crear un nuevo contrapeso en telefonía fija y en servicios de Internet al gigante América Móvil.

La intención de las telefónicas sería la de crear de inicio a una nueva entidad que nazca con una fuerte cuota de mercado en el mercado residencial, según dijo una fuente con conocimiento del tema a la agencia Bloomberg.

De concretarse el ingreso de Alestra a la telefonía e Internet a través de una alianza o fusión con Axtel, o por medio de una incursión en solitario al mercado del consumidor final, América Móvil tendría un nuevo competidor que se sumaría a los cableros, a las televisoras y al resto de las telefónicas que pelean por una porción del mercado de Telmex y eventualmente de Telcel, rubros donde ambas empresas mantienen un participación superior al 70% del mercado.

"Si se nos permite volver a un mercado con las necesidades de banda ancha más pequeñas, como las pequeñas empresas e incluso las empresas de origen, podría ser una expansión natural para nosotros", dijo tiempo atrás Bernardo García, director Financiero de Alestra a Bloomberg.

Alestra ya había intentado expandirse sin éxito al mercado de la telefonía fija en el año 2000. A la fecha, la firma analiza otras fusiones y compras de empresas de telecomunicaciones, luego que perfila sólo para este rubro una bolsa de 150 millones de dólares.

A raíz del nuevo panorama que se avecina para la industria mexicana de las telecomunicaciones, distintas empresas del sector ya perfilan sus nuevas posiciones en el mercado, entre ellas Grupo Telefónica, que también analiza la compra de Iusacell de Televisa y Tv Azteca para fusionarla con su filial Movistar.

nlb