El líder de los senadores del PVEM, Arturo Escobar y Vega, aseguró que Petróleos Mexicanos (Pemex) se encuentra hasta su máximo endeudamiento, y se ha convertido en una empresa poco rentable.

Advirtió que el tratamiento fiscal que rige a la empresa, presenta una sangría que le impide sostenerse financieramente y advirtió que en el corto plazo, Pemex podría convertirse en importadora de los hidrocarburos que actualmente exporta.

Mientras no podamos tener un Pemex, ágil, fuerte, que crezca financieramente, vamos a seguir con ese tope de endeudamiento, con ese déficit público que le impide posicionarse como la empresa rentable que fue en los 80*s , reiteró.

Luego del anuncio presidencial entorno a una nueva reestructuración en la empresa más importante del país, opinó que debemos asegurarnos que Pemex cuente con los recursos que requiere, que sea rentable y pueda generar más, para pagar inversiones, dividendos e impuestos; como porcentaje de sus ventas y utilidades

Pemex se encuentra atada de manos y estacionada en el pasado, por ello, es urgente una reforma energética que le cree valores a los mexicanos, una reforma en la cual no sea necesario aumentar el precio de los combustibles mensualmente", sostuvo.

Insistió que se requiere de una reforma donde la paraestatal no pague la cantidad de gravámenes que la sangran y la debilitan, una reforma para transformar la única empresa que tenemos que puede ser la solución para que México salga adelante .

El legislador consideró que la nueva refinería en Hidalgo, probablemente opere en el 2016, sin embargo, dijo, esto es demasiado tarde para salvar la industria petrolera del país.