Airbus entregó 196 aviones en los seis primeros meses del año, es decir la mitad que en el primer semestre de 2019, bajo el efecto de la pandemia de coronavirus y su impacto en el sector aéreo, anunció el miércoles el fabricante aeronáutico europeo.

Airbus no registró ningún nuevo pedido por segundo mes consecutivo.

Con 36 aviones entregados, el mes de junio marcó sin embargo una progresión respecto a mayo, cuando se suministraron 24, y a abril, con 14 aparatos.

En el primer semestre de 2019, Airbus había entregado 389 aviones.

Las entregas son un indicador fiable de la rentabilidad en la aeronáutica, sobre todo porque los clientes pagan la mayor parte de la factura en el momento en que toman posesión de los aparatos.

Este número limitado de entregas se debe al cierre de las fronteras, que impide a los clientes poder venir para adquirir sus aparatos, y también a los aplazamientos que piden las compañías aéreas, cuyas finanzas están por los suelos.

El nivel del tráfico aéreo no volverá a los niveles de 2019 hasta 2023, según los expertos del sector.

En todo el semestre, Airbus registró un total de 298 pedidos netos, todos firmados antes de finales de abril. Es un cuarto menos respecto al primer semestre de 2019 (389 aparatos encargados).