La plataforma de alquiler de vivienda para viajeros Airbnb, golpeada de lleno por la pandemia de Covid-19 y las medidas de confinamiento, anunció este martes a su personal que prescindirá de alrededor de 25% de sus 7,500 empleados en el mundo.

"Atravesamos la crisis más dolorosa de nuestra vida", dijo Brian Chesky, cofundador y presidente de la plataforma que ya consiguió 2,000 millones de dólares para enfrentar la crisis y redujo gastos en todas sus secciones.

Los recortes de personal son necesarios para que la empresa sobreviva hasta que las personas comiencen a viajar nuevamente, sostuvo.

Airbnb "ha sido duramente golpeado" por la pandemia que detuvo los viajes en todo el mundo, con previsiones de ingresos para este año "de menos de la mitad" que en 2019, añadió en un mensaje a los empleados.

La plataforma enfrenta dos realidades: no sabemos cuándo retomarán los viajes, y cuando eso ocurra, será diferente", explicó para justificar casi 1,900 despidos.

También anunció una pausa en las inversiones del grupo en su división transporte entre otras, y una reducción de inversiones en varios proyectos de integración de hoteles y propiedades de lujo a su oferta.

Según Chesky, los clientes "querrán opciones más próximas de sus hogares, más seguras y menos caras" cuando las medidas de confinamiento, que afectan a miles de millones de personas en el mundo, terminen.