Aeroméxico anunció que será la línea aérea que transportará al papa Francisco en su primer viaje a México, a realizarse en febrero del próximo año.

Precisó que para los vuelos papales se utilizarán dos tipos de aeronaves: un Boeing 737-800 Sky Interiors con capacidad para 160 pasajeros que transportará a Su Santidad y a su comitiva a las ciudades de Tuxtla Gutiérrez y Morelia.

Así como un Boeing 787-8 Dreamliner, con capacidad para 243 pasajeros que lo llevará a Ciudad Juárez y, desde ese punto, al Aeropuerto de Ciampino, en Roma.

NOTICIA: Papa Francisco visitará México el 13 de febrero

Será la primera vez que un pontífice vuele en un Boeing 787, considerado el avión más moderno del mundo, y se estima que este viaje tendrá una duración de 13 horas, resaltó la aerolínea en un comunicado.

Al respecto, Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, agradeció a la Santa Sede y a las autoridades correspondientes la confianza depositada para efectuar esta operación especial.

"Tengo la certeza que todos los involucrados lo harán con el mayor entusiasmo y dedicación, de manera que el Papa Francisco perciba la calidez que nos distingue como mexicanos y la excelencia en el servicio que nos ha convertido en la aerolínea que llena de orgullo a México en el mundo , destacó.

NOTICIA: Papa rendirá homenaje a la Virgen de Guadalupe

Esta será la cuarta ocasión en que Aeroméxico sea la aerolínea que traslade a un Papa.

Previamente transportó al Papa Juan Pablo II en tres de sus visitas a México. La primera, y más simbólica, tuvo lugar en enero de 1979 cuando un avión DC-10 llamado Ciudad de México transportó al Papa de Santo Domingo, República Dominicana, a la ciudad de México, así como su regreso a Roma.

Durante la segunda visita del Papa Juan Pablo II, Aeroméxico utilizó un equipo MD-88 en el que se realizaron vuelos a Veracruz, Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Monterrey, Tuxtla Gutiérrez y Zacatecas. El Papa voló de regreso a Roma en un DC10-30 llamado Castillo de Chapultepec .

NOTICIA: Certifican avance del Vaticano en combate al lavado de dinero

El 1 de agosto de 2002, un Boeing 767 bautizado como México siempre fiel , partió de regreso a Roma, llevando al papa Juan Pablo II en lo que fue su quinta visita a México.

Como en ocasiones anteriores, un equipo integrado por representantes de todas las áreas de Aeroméxico trabaja coordinadamente con las autoridades y el equipo de viajes pontificios, para que la operación de los diferentes vuelos sea llevada a cabo con la mayor eficiencia y seguridad, indicó.

mac