El director de Inmobiliaria Fumisa, Ruffo Pérez-Priego, aseguró que no desocuparán las oficinas que tienen en la Terminal 1 el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), como éste lo solicitó el martes pasado, y que la información financiera acerca de la Tasa Interna de Retorno (TIR) sobre la inversión que hicieron en la terminal desde 1991 es del total conocimiento de las autoridades de la terminal aérea.

No nos saldremos. Contamos con un interdicto. Esas instalaciones son parte de lo que tenemos derecho a explotar. El aeropuerto ha dicho que ya canceló el contrato, pero no tiene carácter de autoridad para determinar eso , comentó en entrevista.

El interdicto fue emitido el año pasado por el Juzgado Vigésimo Noveno de lo Civil y decreta provisionalmente que las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran en tanto no haya una sentencia definitiva en el juicio en curso por la validez de los contratos de arrendamiento de locales comerciales.

Hasta la tarde de este jueves, no se advirtieron movimientos inusuales en las oficinas que están en el mismo piso y a unos metros de las que ocupa el director del AICM, Alfonso Sarabia, ni en los establecimientos comerciales que hoy subarrienda Fumisa.

El origen del enfrentamiento se debe a que la empresa considera que las inversiones de 1991 en diversas obras de infraestructura del área internacional, que a cifras actualizadas representa unos 4,900 millones de pesos, no han sido recuperadas.

La TIR, validada en mayo del 2011 por la Jueza Sexagésimo Séptimo de lo Civil y que ya es cosa juzgada (5.01%), es menor que la original de 12.82 por ciento.

Desde ese año, Inmobiliaria Fumisa debe entregar semestralmente toda la documentación que justifique la TIR presentada ante dicha Jueza, la cual es del conocimiento del AICM porque fue quien hizo esa solicitud como parte de un mecanismo de rendición de cuentas.

[email protected]