La tensión económica del 2017 debido al factor Trump, el encarecimiento de los combustibles y la previsible subida de las tasas de interés será un catalizador para la adopción de los servicios en la nube por parte de las empresas mexicanas, previó Ramón Álvarez, vicepresidente de Ventas de Oracle México.

Sin duda es un año en el que todos (las empresas) van a evaluar cómo ser más eficientes, cómo ser más competitivos y la nube es una vía natural para lograrlo , dijo el ejecutivo a El Economista.

En tan poco tiempo como dos años, los servicios en la nube han transformado radicalmente el negocio de la informática empresarial, al abrir la posibilidad de ofrecer al cliente el software como servicio en el que empresas como Oracle se ocupan del servicio de mantenimiento, de la operación diaria y del soporte del software usado por el cliente.

Bajo la modalidad de servicio en la nube, las empresas se pueden olvidar de pagar licencias y actualizaciones y de contratar suites completas con ítems que probablemente no utilizarán, en cambio, por Internet pueden acceder a aplicaciones por separado para atender necesidades específicas, pagando cuotas periódicas y con la facilidad de abandonar el producto al momento si hallan una solución mejor.

Dependiendo el área de que se trate, Oracle promete reducciones de costos operativos informáticos de entre 30% y 40% al mudarse a la nube . Hay soluciones de todo tipo: para nómina, cuentas por pagar, cuentas por cobrar, recursos humanos, control de inventarios, CRM, bases de datos, etc.

Y las hay también para todos los sectores. Hoy prácticamente podríamos correr cualquier compañía, de cualquier industria en la nube, desde una tienda departamental, pasando por un banco y hasta una aerolínea , detalló Ramón Álvarez.

La revolución del servicio tiene como correlato la reestructuración del mercado, pues el negocio de la informática para empresas ahora es muy transaccional , explicó el ejecutivo. Antes, los vendedores de empresas como Oracle, aspiraban a concretar una o dos ventas por año, pues se trataba de grandes operaciones, pero ahora se buscan dos o tres, por trimestre.

Pasamos de un negocio pocas transacciones grandes a uno de muchas operaciones más pequeñas, buscando llegar a más empresas de todos tamaños , dijo.

Tal como Netflix o Spotify están logrando la democratización de los contenidos de video y audio gracias a su modelo de grandes escalas con una pequeña cuota fija, pero periódica, los proveedores de servicios en la nube también están logrando masificar soluciones de última generación a empresas que antes no hubieran aspirado a tenerlas.

Hoy ya se tienen casos de compañías pequeñas que están teniendo mucha más innovación, capacidad digital, mucho más poder de cómputo que las grandes compañías, gracias a la nube , señaló.

La razón es simple, muchas de ellas no tienen que terminar de esperar la amortización de los cuantiosos costos del software tradicional en los que incurrieron empresas más grandes antes del 2014, cuando comenzó a gestarse la revolución de la nube .

Año de oportunidades

Desde su surgimiento, el negocio de la nube de Oracle crece a tasas de doble y hasta triple dígito con lo que, en el segmento de aplicaciones, si la composición de las ventas hace dos años era 80% de productos tradicionales para instalar en los equipos de sus clientes y 20% de servicios en la nube, ahora las cifras se han invertido.

Para el 2017, la historia no será distinta, afirmó Ramón Álvarez, quien ve en los escenarios de complejidad económica, como el que se pronostica para este 2017 en México, una oportunidad de oro para ofrecer alternativas a las empresas que buscan elevar su eficiencia.

[email protected]