Querétaro, Qro. La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se mantiene atada en puntos clave para la industria automotriz, quedando en una pendiente puntos como el contenido regional y la denominada Cláusula Sunset.

El presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Óscar Albín Santos, expuso que apenas la semana antepasada cambió la postura del gobierno estadounidense, que inicialmente planteaba incrementar el valor del contenido regional a 85% de Nafta en vehículos y autopartes, y 50% hecho en Estados Unidos.

El posicionamiento cambió y la demanda actual es de 75% Nafta y 30% hecho en Estados Unidos, explicó al dictar una conferencia en el Foro de Proveeduría de Indirectos & MRO en Querétaro.

“Lo que ellos quieren es 85% del Nafta en vehículos y autopartes, 50% hecho en Estados Unidos, esto nos cambió la semana pasada, ahora lo que quieren es 75 y 30% prácticamente hecho en Estados Unidos”, externó.

Cláusula Sunset

La Cláusula Sunset —que implica una periodicidad de cinco años al tratado, delineando que seis meses antes se determine la continuidad del tratado— es otro de los puntos álgidos en la renegociación.

El presidente de la INA externó que dicha cláusula podría inhibir el flujo de las inversiones en el sector, dado que los inversionistas estarían en la incertidumbre por la continuidad del acuerdo.

Ante una posible cancelación del TLCAN, los autopartistas no ven grandes implicaciones al adaptarse a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), puesto que, de los 64,000 millones de dólares que exporta esta industria, la tercera parte (cerca de 21,000 millones), tienen arancel 0 (cero). Mientras que respecto a herraduras de vehículos, motores y neumáticos, pagan entre 4 y 6%, lo que resulta significativo; sin embargo, el promedio rondaría en 2.2%, lo que continúa siendo competitivo.

La parte compleja recaería en las armadoras de pickups y de tractocamiones ligeros, dado que tendrían que pagar un arancel de 25 por ciento.

A nivel mundial, la INA identifica a tres clústeres de fabricación de automóviles a nivel mundial: la región Nafta, Asia y Europa.

El industrial destacó el punto medular que representa contar con autopartes producidas a bajo costo.

“Realmente hoy en día no se puede fabricar un automóvil en ninguna parte del mundo sin el beneficio de tener autopartes producidas en países de bajo costo, en otras palabras, Estados Unidos y Canadá no pueden vivir sin nosotros”, comentó.

Las autopartes son las principales generadoras de divisas netas durante el 2017, dado que ni la suma de las remesas, turismo y petróleo asemejan la balanza comercial de la industria.

[email protected]