Las farmacéuticas Sanofi y Boehringer Ingelheim (BI) aceptaron el condicionamiento de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para que la francesa se pueda hacer con el portafolio de medicamentos de libre venta (OTC) de la alemana, por lo que los productos para la tos con flemas salen del acuerdo y continuarán siendo operados por BI.

Miguel Salazar, presidente y director general de BI México y Centroamérica, indicó en entrevista con El Economista que ellos tuvieron notificación sobre la condicionante del órgano regulador desde hace unos días, por lo que se entabló la remediación, y al menos en la región en que él se encuentra a cargo (México y Centroamérica) sólo en nuestro país se tuvo que hacer ajustes a la negociación.

Se propuso un proceso de remediación para que no se tuviera una posición dominante, por lo que se transferirán todos los activos de los cuales sea objeto el acuerdo, pero en OTC BI se quedaría con cuatro de las marcas que son: Mucosolvan, Bisolvon, Bisolsek y Sekretovit , explicó el directivo.

Detalló que ya una vez recibida la aprobación, el día uno de transferencia será el 1 de enero, donde la parte más sencilla es transferir simplemente las ventas, y la parte complicada siempre va a ser la de los registros sanitarios, la propietariedad de los documentos legales y para eso pueden pasar años. La idea es que sí, todos los activos y las plantas de OTC del mundo donde se firmó el acuerdo van a ser transferidas a Sanofi y todo lo que tiene que ver con la cadena Merial será transferida a Boehringer . Dijo que la transacción de la división Merial a BI será cuestión de semanas que se pueda aprobar, igual por parte de la Cofece, pero por los tiempos es probable que sepan hasta el primer trimestre del 2017.

Por su parte, Sanofi detalló mediante un comunicado que en cada país se han tenido en cuenta consideraciones en materia de competencia y regulación. En Europa, la Comisión Europea ha pedido a Sanofi que venda algunos productos de CHC (negocio de productos libre venta), lo cual está en curso .

A finales del 2015, las farmacéuticas europeas anunciaron un deal de intercambio estratégico, donde BI cedería a la francesa el negocio de autocuidado de la salud humana con un valor de 6,700 millones de euros; y la filial Merial de Sanofi (enfocada a salud animal), con un valor de 11,400 millones de euros, sería transferido a la alemana.

[email protected]