La española Acciona consiguió su primer contrato para gestionar sistemas de agua potable en Perú, tras haberse adjudicado las operaciones por casi 58 millones de soles (16 millones de euros), informó este miércoles la compañía en una nota de prensa.

La compañía se encargará de sustituir 61 kilómetros de tuberías de abastecimiento y de alcantarillado y de más de 17,300 conexiones domiciliarias y de mantener válvulas, grifos contra incendios y macromedidores en ocho distritos de Lima, la capital peruana.

"El servicio de mantenimiento correctivo tiene como finalidad garantizar la operatividad de los sistemas secundarios de agua potable y alcantarillado y contribuye al objetivo (...) de mejorar la gestión empresarial", dijo la empresa.

Ya en 2010, un consorcio integrado por Acciona y por la compañía peruana Graña Montero fue seleccionado para construir y diseñar la planta de tratamiento de aguas residuales de Chorrillos, uno de los distritos donde ahora también llevará la gestión.

erp